SEMANA DE LAS FIBRAS: COHESIONANDO FIBRAS 2017

0
121

Sin duda, “La Semana de las Fibras: Cohesionando Fibras”, evento organizado por la Asociación Peruana de Técnicos Textiles, fue un acercamiento académico y técnico a la parte más pequeña de una tela.  Las cuatro conferencias abarcaron los temas más importantes de este rubro en el país: la importancia del algodón como fibra y como textil bandera del Perú, las posibilidades que ofrece el mezclado de fibras y toda la gama de productos que brinda, las nuevas fibras y su papel en el mercado global y la importancia de algunas de ellas, como el tencel, que es catalogada como la fibra con más proyección en los años por venir. Estas conferencias contaron con ponentes de lujo, ellos explicaron a detalle diversos aspectos de la situación de las fibras en el Perú y la región.

Ingeniero Omar Perez: “Algodón: Pasado, Presente y Futuro”

Tiene 30 años de experiencia en la empresa Creditex, actualmente es Jefe de Control de Calidad en la planta de Lima.

“El agricultor de algodón no debe continuar bajo el esquema de economía de subsistencia, su actividad debe permitirle rentabilizar su unidad de producción”

Podemos observar que es notoria la caída de los números exportadores de algodón peruano a lo largo de los últimos años, por no decir las últimas décadas. ¿Cuál cree usted es el principal problema que tiene el sector?

La reducción de producción de algodón peruano principalmente tiene su causa en la atomización del tamaño de las unidades de producción, la ausencia de mejoramiento varietal respecto la calidad misma de fibra y su productividad en el campo. Finalmente, otra causa es la restricción de recursos financieros y técnicos para los agricultores.

Hay muchos algodoneros que han migrado a otros cultivos por darles mejores beneficios económicos, ¿cómo incentivar el cultivo de algodón en las diversas regiones del Perú?

El agricultor de algodón no debe continuar bajo el esquema de economía de subsistencia, su actividad debe permitirle rentabilizar su unidad de producción. Para lograrlo debe contar con: una semilla mejorada y recursos financieros y tecnológicos que permitan lograr rendimientos o quintales de algodón en rama/hectárea competitivos.

El uso de semilla mejorada debe permitir períodos vegetativos de no más de 6 meses, de tal modo que pueda rotar con otro cultivo, maximizando el uso de la tierra.

Hablando en términos de reconocimiento en el extranjero y potencial de crecimiento, ¿qué tan importante es el algodón nacional para el rubro textil? 

En el pasado Perú fue exportador de algodón sin valor añadido. En la década de los setentas y ochentas importantes inversiones, especialmente en hilatura, sentaron las bases de la cadena de producción textil; la cual se consolida con el desarrollo en capacidad y calidad del sector de confección.

Contamos con reconocidos insumos básicos: nuestros algodones Pima y Tangüis, con los cuales se logra obtener hilados y tejidos más finos y suaves; satisfaciendo requerimiento de las marcas de mayor valor en el mundo.

En Perú, las 46,000 empresas de la industria textil y confecciones generan 485,600 empleos directos, S/ 1,100 millones en impuestos y representan el 10% de producción manufacturera. El algodón está presente en el 70% de estas cifras.

¿Qué opina acerca de la moratoria por 10 años a semillas mejoradas? ¿Le parece que podría hacerse una excepción en el caso del algodón para mejorar la productividad de los quintales? 

Citare las palabras del PhD. Don Enrique Fernandez-Northcote: “En esta era de la revolución génica es inconcebible que el país desaproveche durante 10 años el mejoramiento genético utilizando las tecnologías de punta de la ingeniería genética, cada vez más precisas y amigables con el medio ambiente que el mejoramiento genético convencional”.

La soya y el maíz que nuestro país importa son principalmente transgénicos, el algodón no es alimento. Está demostrado (Brasil, India, China, Estados Unidos, Australia) que, sobre las mejoras logradas por economía de escala y mejoramiento de semilla en el cultivo de algodón, la biotecnología incrementa aún más su productividad, reduciendo el uso de pesticidas y protegiendo nuestro medio ambiente.

¿Cómo ve al sector algodonero nacional en este 2017? ¿Es posible que las lluvias en el norte afecten la balanza anual de esta fibra?

Difícil año para la producción de algodón en el norte por el denominado “Niño Costero 2017”. Se han afectado sensiblemente las siembras de fin de año pasado por efecto de inundaciones, pero existe el deseo y expectativa de sembrar en el mes de mayo algodón Pima. Luego de estos eventos naturales los rendimientos suelen ser mejores por el fortalecimiento de los suelos.

Ingeniero brasileño Walcyr Petrelli: “Sustentabilidad e Innovación” 

Maneja la línea de productos y cohesionantes para fibras naturales o sintéticas de la empresa Archroma.

“Perú tiene un algodón fantástico, pero es importante buscar otras alternativas”

El tema medioambiental en el aspecto de producción de fibras está mucho más presente en el mundo. ¿Qué buscan los clientes con respecto a este tema?

Una cosa muy importante: las fibras químicas, las derivadas del petróleo, son las más complicadas para el medio ambiente. Las fibras celulósicas son fibras orgánicas, pero la degradación también es complicada. Por eso los clientes están buscando algunos aparatos y equipos específicos para recuperar parte de estas fibras. Es una manera de preocupación con el medio ambiente. Hay una preocupación muy interesante por los productos químicos, por ejemplo. En Europa esto es muy común.

Con respecto al tema de nuevas fibras en el mercado peruano, todavía hay mucha reticencia a utilizarlas o tratarlas. Desde su perspectiva ¿qué tan importante es para el mercado peruano tomarlas en cuenta? 

Para nosotros, en Brasil, es muy importante el algodón, por el clima. La gran parte de los clientes utilizan este tipo de fibra; pero el gobierno está buscando opciones: ¿cómo será la condición de producción del algodón en el futuro? Entonces las opciones con fibras sintéticas son muy interesantes. Ahora, muchas fibras tienen las mismas condiciones técnicas, como las fibras celulósicas. Esta es una opción muy interesante. Claro, Perú tiene un algodón fantástico, pero es importante buscar otras alternativas.

En términos de investigación y desarrollo de estas nuevas fibras, ¿cómo ve el futuro?

Para mí, la participación de las fibras sintéticas será algo muy importante. Hay que buscar alternativas de las fibras sintéticas para tejidos y no tejidos, que es una condición muy interesante para algunos productos textiles. Esta es una tendencia importante para los empresarios del sector.

¿Y de qué manera le parece se desarrollará el rubro textil en Sudamérica?

Es importante la situación económica de cada país y cómo está la productividad, que es un tema muy importante. También la parte de control de agua, procesos y tiempos; todos esos aspectos son interesantes para tener una competitividad contra los productos de otros países. Este tipo de asuntos es fundamental. Se están haciendo siempre las mismas cosas, que en el pasado estaba bien, pero ya no lo están. Se ve muchas veces a personas  con estos paradigmas. Creo que estos pensamientos son una condición complicada para poner en marcha estos aspectos procompetitivos. Hay que buscar opciones por costo, equipo, por la cuestión ambiental; todo esto es fundamental.

Técnica Amanda Villacorta: “Nuevas Tendencias en Mezclas de Fibras”

Encargada de la Jefatura de Control de Calidad en la empresa La Colonial.

“Nuestro abanico de productos se ha ampliado. Esto debe ocurrir con todo el proceso de mezcla de fibras en Perú”

iendo las necesidades y retos que presenta la mezcla de fibras. ¿Qué podría mejorar en la industria con respecto a este tema? 

Me parece que hace falta hacernos conocidos, porque normalmente a nuestra empresa la conocen como solo algodón. Nuestro abanico de productos se ha ampliado. Esto debe ocurrir con el proceso de mezcla de fibras en Perú, que por ahora es pequeño en nuestro país. Son muy pocas las empresas que hacen ese tipo de innovación, porque el tema de las mezclas es un reto. Para mí en lo personal ha sido un reto.

¿Por qué?

He estado acostumbrada a hacer solamente algodón, entonces viene el cliente y dice “quiero a una tela con fibra de alpaca”. No teníamos el conocimiento para trabajar esa fibra. “¿Cómo se compra?”, “¿a quién le compramos?” tenemos que buscar en internet para saber de quién podemos adquirir. Conseguimos el abastecedor, el proveedor; pero si la longitud de la fibra es larga, ¿cómo hacemos? Tenemos que hacer el corte del tamaño del algodón, porque de otra manera no se puede mezclar. Así comenzamos. Y claro, se tienen que conocer las propiedades de cada fibra.

Sobre las fibras que son beneficiosas para el medioambiente, ¿está aumentando su consumo en el país? 

Bueno, todavía el mercado es un poco reticente. Nosotros somos una de las pocas empresas que hace este tipo de mezclas. Son algunas cuantas nada más, todavía son pocas.

Hablando a futuro, ¿cómo ves el mercado de fibras en el país? ¿Te parece que irá subiendo poco a poco? 

Creo que irá subiendo porque el tema de las nuevas fibras inteligentes está creciendo mucho. Por decir, todas las fibras provenientes de las algas tienen estas propiedades que transmiten mucho frescor. Tenemos la fibra de leche, de soya; son bastantes fibras que se producen actualmente y para nosotros todavía es un reto conseguirlas

¿Qué es lo que más te ha gustado de este mundo de las fibras textiles? 

Para mí, ser textil es mi sueño. Es lo que más me gusta, es mi pasión. Porque cada día es algo nuevo, y sobre todo en la empresa que estoy ahora, siempre es un reto. No solamente hacemos las mezclas, tenemos el compromiso de tener una calidad A1, tenemos el ISO9001, que tenemos que llevar correctamente.

Ingeniero Alberto Villanueva: “Fibras Celulósicas Regeneradas”

Maneja fibras naturales químicas y sintéticas en la empresa Química Suiza.

“El tencel es la fibra del futuro”

eniedo en cuenta la importancia de la innovación y el desarrollo: ¿Hay un centro de investigación de fibras en Perú?

No, nosotros representamos a una empresa austriaca (Lenzing) y las investigaciones se hacen en Austria. Allí tienen un laboratorio especializado, donde se hacen las investigaciones. Las investigaciones para crear nuevas fibras ni siquiera se hacen allí, ese es un trabajo individual de ciertos grupos que buscan nuevas fibras en el ámbito textil.

¿No hay ningún ente que promueva un control de calidad en fibras?

La empresa Certintex revisa las fibras cuando hay alguna discusión, pero más que eso no hay.

¿Existe alguna certificación o estándar a seguir para cumplir rigores medioambientales en términos de fibras? 

Acá en Perú, no. Los que nos exigen eso son los europeos, tan es así que en nuestro brochure con información acerca de nuestras fibras aparecen todos los sellos que son exigidos por los gobiernos europeos.

Si tuviera usted que señalar algún problema o asunto a mejorar en el rubro de las fibras en Perú, ¿cuál diría usted que podría ser un inconveniente o problema?

El problema a veces es la escasez del propio algodón peruano. Yo soy peruano y siempre estoy detrás de algodón Tangüis o del Pima. El problema es que hay escasez, a veces sube mucho la demanda y no se encuentra. Un problema similar ocurre con la alpaca, que sube mucho el precio y nadie la quiere comprar. No tenemos una comercialización homogénea dentro de estos productos y esto hace que suban y bajen. Esto es un inconveniente que viene desde hace décadas.

Con respecto al futuro de las fibras en Perú, ustedes mencionaron al tencel.

Claro, el tencel es la fibra del futuro. Las únicas inversiones que está haciendo la compañía a la que represento es en tencel, ya no se hará inversiones en otros productos. Esto porque es una fibra ecológica, cuida el medio ambiente y no compite con campos que son utilizados para cultivar alimentos. Si ocurriera una explosión por ejemplo, no habría ningún daño ecológico si se utilizara esta fibra.

¿Cómo ve el mercado de las fibras en términos económicos?

Bueno, venimos de años negativos. Poca venta en Estados Unidos, Europa y Venezuela, que antes era uno de nuestros principales compradores. Está llegando mucha importación de productos chinos. Vemos este año complicado para el sector.

¿Va a aumentar el consumo de algunas fibras en el Perú?

La mayoría de fibras que están llegando son de Estados Unidos. La mayor parte de producción que se usa es fibra importada americana. Lo que se produce en Perú es lo que se exporta, que es poco.

Fotografías:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here