Entrevista a Enrique Meltzer

APTT

“ES FUNDAMENTAL EL CONTACTO ENTRE UNIVERSIDADES Y ASOCIACIONES”

El ingeniero Enrique Meltzer, Secretario General Ejecutivo de la Federación Latinoamericana de Químicos y Profesionales Textiles (FLAQT), nos brinda un panorama acerca del sector textil y la labor regional de la federación en el rubro. Además, comenta diversos aspectos de la relación entre la FLAQT y las asociaciones miembro, entre ellas la APTT. Enrique es un convencido de que la investigación y desarrollo tiene que ir de la mano con instituciones educativas y las capacitaciones y charlas deben abarcar no solo el ámbito técnico, sino también otros rubros del sector textil.   

La FLAQT es una organización integrada por asociaciones textiles de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Además, cuenta con asociaciones adherentes de Uruguay, España y Estados Unidos. Su misión es establecer lazos, alianzas y fomentar la investigación y desarrollo a través de sus asociaciones miembros. También buscan establecer vínculos con organismos de otras regiones del mundo y organizan congresos latinoamericanos cada 3 años. Enrique Meltzer, en esta primera parte de la entrevista, nos comenta la situación actual de la federación, que no ha sido ajena al contexto desfavorable para el rubro textil.

Situación actual de la FLAQT 

Han sido años difíciles para el sector textil en la región, con números en rojo y un freno importante en las exportaciones; no solo en Perú, sino en toda la región. ¿Cómo es que se encuentra la FLAQT ante este escenario?

La FLAQT no deja de ser un reflejo de la situación. Lo tenemos visto en lo que fue la suspensión del congreso de Quito. Así que vivimos esto día a día. Esto no repercute solo en lo que es la FLAQT en sí, sino en lo que son las Asociaciones. Es como una cadena. Ocurre en la industria, de la industria pasa a las asociaciones o a las cámaras y de ahí va a las federaciones y repercute en tener menos gente, menos trabajos. Es un problema porque afecta a la cadena textil; pero si lo vemos desde otro punto de vista, a nivel macro, textiles hay todo el tiempo, siempre nos vamos a vestir; la población aumenta, por lo tanto, se fabrican más textiles todo el tiempo. El problema es que no se fabrican donde vivimos, se fabrican en otro lado, y ahí está la inteligencia de cada uno: de las personas, los gobiernos, las cámaras, federaciones, asociaciones, las empresas. ¿Cómo nos preparamos para este desafío? Esto no es que va a cambiar el mes que viene, o el año que viene, o en el próximo gobierno.

Las nuevas reglas están dadas y las piezas se mueven en el tablero.

Así es, esa es la inteligencia de cada uno. Allí está donde van a destacarse las personas más hábiles para llevar esto adelante. Desde el cambio de mentalidad en las personas, desde los dueños de empresas hasta los técnicos. Hay que prepararse para un mundo distinto. En el caso específico de Perú, para mí tiene dos pilares muy importantes: el hilado Pima y la alpaca. Hoy, Perú es el principal productor de alpaca en el mundo. Sin embargo, Nueva Zelanda viene pisando fuerte y eso significa que perderá mercado. Entonces, con respecto al Pima, a la alpaca, ¿qué hace el gobierno para cuidar a su industria textil? Ahí es donde debe trabajar la APTT, junto con las cámaras. Tiene que haber un frente de trabajo que les permita mejorar este tipo de situación: la APTT, desde el punto de vista técnico; y las cámaras, desde el punto de vista empresarial, pero ambas juntas.

Hay una falta de investigación y una apatía por parte del gobierno.

Ese es un problema. Llevemos eso a otros países, es una situación similar. Somos países pobres, y en los países pobres a la gente hay que darle de comer. Si somos países así, hay industrias que hay que cuidar, que tienen mucha mano de obra ocupada, pero también el empresario tiene que saber que tiene que transformar su industria para poder sobrevivir. El que no lo haga, estará en situaciones muy complicadas.

En una entrevista que brindó hace 3 años para Mundo Textil, comentó que uno de los objetivos principales de la FLAQT es desarrollar un congreso cada tres años en algún país miembro. El del año pasado, en Quito, fue postergado. ¿De qué manera enfocará la FLAQT el siguiente congreso a realizarse? 

La FLAQT tiene casi desde sus inicios un método de realización de congresos que es como un circuito. Se va haciendo en distintos países. El país organizador tiene que ser una sede titular de la FLAQT, no puede ser adherente. Si surgiera alguna asociación o país adherente, tendría que solicitarlo en una asamblea y allí se vería. Esta situación no es ni más ni menos que el reflejo de lo que es la región, porque el país que tenía que realizar el congreso era Venezuela, y por supuesto que lo rechazaron, y el rechazo de Venezuela fue en 2012, durante el congreso de Colombia. Luego, el encargado era Uruguay, pero era adherente y tampoco querían. Luego era Ecuador, y ellos tomaron la responsabilidad. A un año del congreso, dijeron que no lo podían hacer. En realidad, no es que la asociación ecuatoriana postergó el congreso, directamente dijeron “no lo vamos a hacer”. Eso nos puso en una situación muy difícil, porque la federación tiene una Personería Jurídica y debe cumplir con obligaciones legales. Al no tener el congreso, la federación se encontró con un problema porque tampoco había Asambleas Generales, que es la autoridad máxima de la FLAQT. Entonces tratamos de que lo haga otra asociación. Le correspondería hacerlo a Brasil, pero también están en crisis, “podríamos llegar a organizar el congreso en 2019” nos dijeron, y ese año está la ITMA (la feria de innovación textil más grande del mundo) y por reglamentos cuando hay una ITMA no se realizan congresos, por lo tanto debíamos pasar al 2020, con muchos años sin asambleas estaríamos fuera de la ley. Ahora no tenemos congreso y no tenemos asamblea. Tal es así que este año se va a convocar a una Asamblea Extraordinaria para poder resolver el problema, dónde realizar el Congreso y elegir a las autoridades de la Federación.

Y hablando de otro tema central dentro de la FLAQT, que es la investigación textil, ¿qué medidas ha tomado la federación en estos últimos tiempos para estimular la investigación y divulgación de nuevos estudios en el sector?

La FLAQT trabaja a través de las asociaciones. En el 2004, durante el congreso en Sao Paulo, hicimos un grupo de trabajo junto con la ayuda del doctor Valdeperas Morel, de la Universidad Politécnica de Cataluña, y tratamos de nuclear a ciertas universidades para avanzar en este sentido. Fue un esfuerzo conjunto de universidades para poder tener mayor información de las investigaciones que se van desarrollando en el sector. Para eso, cada asociación tiene que trabajar con las universidades de cada país. Nosotros lo hicimos en aquel momento con la Universidad Politécnica de Cataluña, adonde pudimos mandar a un par de becados a hacer trabajos. Pero en realidad, los resultados tienen que venir de parte de cada asociación, que debe trabajar con las universidades para lograr este tipo de cosas. En Argentina, trabajamos mucho con el Centro de Investigaciones Textiles,  que pertenece al Instituto Nacional de Tecnología Industrial. Son ellos los que hacen mucho trabajo de investigación y nosotros lo aprovechamos. Y la asociación argentina, a su vez, también trabaja junto con ellos. En otros países tienen otro tipo de contactos, en la APTT también hacen trabajo con universidades que se presentan en los congresos o charlas. Ese tipo de cosas son las que hay que incentivar y lo que la FLAQT puede apoyar, siempre a través de las asociaciones.

La Universidad Nacional Mayor de San Marcos está organizando un congreso internacional sobre la industria textil y de la moda. Se realizará en noviembre y han pedido apoyo de la APTT para organizar el evento. La Asociación colaborará con ellos. Esto me lleva a preguntarle acerca de la relación entre la FLAQT y diversas asociaciones con las universidades. ¿Le parece que pueden ser un gran aliado para difundir información y promover nuevas investigaciones en el sector?

Definitivamente. Esto tiene muchas ramificaciones. La APTT tiene una visión técnica, si trabajan con las cámaras, así sean cámaras de comercio textil o cámaras empresariales textiles, van a tener una visión de otras cosas que les pueden ser muy útiles y viceversa. La APTT, que es la parte técnica, puede hacer su aporte. Pasa lo mismo con las universidades. Es fundamental el contacto entre universidades y asociaciones; si no, estas últimas van a desaparecer. Es necesario que existan este tipo de relaciones. En el 2014, la FLAQT cumplió 50 años, hicimos una asamblea extraordinaria para modificar el estatuto de la FLAQT,  vinieron todos los presidentes de las Asociaciones Miembro y modificamos el estatuto. Fundamentalmente, fue una modificación para que la FLAQT abarque toda la cadena textil, pasando a ser una Federación de Químicos y Profesionales Textiles. Ahora abarcamos toda la cadena textil; si no realizábamos el cambio, íbamos a terminar muriendo. Entonces, eso qué significa: las asociaciones deben abarcar toda la cadena textil, también la parte económica. No digo ocupar el lugar de las cámaras, pero sí ver las políticas económicas para enfocarse en las necesidades técnicas.

¿Y qué cambios se pudieron ver con ese cambio de estatuto?

Si nos vamos a aquel momento, junto con esa asamblea, hicimos una conferencia y no fue técnica. Fue una conferencia de un economista que está muy involucrado con la industria y nos presentó una charla relacionada con la economía de la industria textil, viendo la problemática de cada uno de los países de la región, relacionado a la situación con el mundo asiático.

¿Y qué papel deben desempeñar los empresarios dentro de este panorama textil?

Los empresarios también tienen que ver todo este panorama. Muchas veces solo se ocupan de la parte económica de la compañía y valoran muy poco al técnico. Le dan muy poca importancia. Eso está mal. Si una empresa tiene un buen contador, un abogado para resolver sus problemas legales o no cometer errores, también tiene que tener un técnico capacitado, para cometer la menor cantidad de errores posibles. Hay que cambiar la mentalidad de muchos empresarios.

La FLAQT y la crisis en el sector

Como ha adelantado el señor Meltzer en la primera parte de la entrevista, la FLAQT no ha estado exenta de la crisis que ha golpeado al sector en estos últimos años. A continuación, el Secretario General de la FLAQT hace un análisis del panorama textil actual y hace hincapié en problemas propios de la región, como la informalidad y el contrabando.

Hay algunos países que toman medidas más proteccionistas; otros, todo lo contrario. Las decisiones gubernamentales pesan para todos y hay Tratados de Libre Comercio que en vez de resultar provechosos mellan al sector. ¿Cómo se puede situar la FLAQT para ser un aporte en estos años de crisis? 

Voy a volver a esa charla que dio el economista cuando fue el 50° Aniversario. Él dijo: “Para el 2020, los salarios en China van a ser más altos que en Latinoamérica”. Yo dije: “Entonces, vamos a tener más trabajo en Latinoamérica”, me respondió que no, van a ir a otros lugares, como Vietnam, Bangladesh, África, cosa que ya está ocurriendo, porque los salarios son más bajos allí. Entonces, ¿qué hacer ante esto? Indudablemente, si hay aumento de costos es muy difícil ser competitivos. Entonces, pensando un poco en el panorama general, ¿qué hacen otros países, como Francia, Italia, Alemania? Han creado un sistema de moda y de vanguardia y de desarrollo de artículos, desde telas especiales, hasta diseño, que a un sector le ha permitido sobrevivir. Ha pasado en Alemania, que se ha especializado más en artículos técnicos. El otro día me comentaban que en Alemania, la marca de las tres tiras está montando una planta para volver a fabricar zapatillas. Es una planta casi totalmente computarizada, con poca mano de obra humana y técnicos de alta capacitación. Para poder hacer eso, hubo que hacer dos cosas: cambiar la mentalidad del empresario y cambiar de la mentalidad de la gente que trabaja en la fábrica.

¿Y qué puede hacer la FLAQT en este aspecto?

Somos una pequeña federación, simplemente  podemos ayudar a que la gente se capacite, fomentar la capacitación y creación. Si bien cuando organizamos congresos los responsables son los miembros de la asociación del país, desde la FLAQT buscamos información y gente que puedan aportar en el congreso. El 2015, cuando fue la ITMA en Milano, la FLAQT colaboró en el Foro de Colorantes y Auxiliares donde hablamos de tecnologías, ambiente y sustentabilidad.

¿Y qué es lo que le falta al empresariado textil ante este panorama?

Necesitamos ser más creativos y emprendedores, trabajar en artículos más diferenciados y tener una empresa muy racional. No conozco amigos que se hayan hechos millonarios con la industria textil. Muchos empresarios terminaron abusando de la empresa, sacando de un bolsillo y poniendo en otro, en consecuencia terminaron reventando la fábrica y dedicándose a otra cosa. Si queremos tener fábrica, tenemos que pensar en la fábrica primero y después en las cosas más personales. Una empresa con buenos cimientos puede proveer muchas cosas, si los cimientos no son buenos no van a durar mucho. Hay una frase que me gusta mucho que dice: “Si no puedes vencer el viento acomoda las velas”.

Tiene que haber un cambio de mentalidad; y lo que puede hacer la FLAQT es fomentar la capacitación técnica y hacer intervenir a todos los sectores que forman nuestra industria. Y claro, también tiene que haber una posición clara por parte de los gobiernos. Porque si al gobierno no le interesa la industria textil, olvidémonos. El problema es que somos países pobres, subdesarrollados, la gente necesita trabajar y la industria textil ocupa mucha mano de obra.

¿Por qué hay tanta reticencia del empresario textil con este cambio de mentalidad?

Este cambio significa tecnificarse, lo que significa inversión. En países inestables como los latinoamericanos, hay muchos que no quieren invertir, o el gobierno no da las herramientas necesarias para hacerlo. Entonces, es muy difícil. Tenemos que ver más allá del hoy. Si uno realmente quiere llevar adelante una empresa, tiene que pensar en los nietos, no en uno. Los cambios y las modificaciones no son rápidas. Cuando tenemos que hacer cambios profundos, hay que pensar a largo plazo y muchos empresarios piensan al corto. También es verdad, el mundo cambió, entonces algo que era más fácil para nuestros abuelos se hace más difícil para nosotros. Eso no quiere decir que no se pueda, siempre se puede. Albert Einstein decía: “Si usted quiere estar en una situación diferente a la que se encuentra en estos momentos, haga cosas diferentes a las que ya estuvo haciendo hasta ahora”.

¿Hay algún otro tema que melle al sector y lo comprometa en términos financieros y de generación de empleo?

Usted hace un rato me hablaba del aumento de las importaciones, el retroceso de las exportaciones, ¿y el contrabando?, ¿y la corrupción? Me parece que si no se ve todo en una misma mesa, es muy difícil. Las asociaciones de cada país tienen un papel importante para trabajar en conjunto con las cámaras, para defender a la industria. Contrabando, corrupción, tratamiento de agua, contaminación ambiental, son problemas que también ocurren mucho en el sector.

También le quería preguntar por lugares específicos, como Gamarra, por ejemplo, un foco importante para los textiles nacionales e incluso regionales. Este lugar viene siendo afectado por los precios de las prendas asiáticas. ¿Cómo puede contribuir la FLAQT con estos espacios textiles? ¿Es posible tecnificarlos, promover charlas allí como institución?

La parte técnica se da a través de la APTT y la parte comercial a través de las cámaras. La FLAQT no puede hacer más que apoyar en lo que APTT solicite. En Argentina tenemos un lugar muy parecido, y está lleno de telas y prendas importadas, y seguro que mucho es contrabando. El gobierno tiene que tomar papeles en el asunto.

¿Y ve algunas medidas que pueden ser positivas para evitar este contrabando e informalidad?

Si quiero exportar mercadería a Europa o EE.UU., me exigen que desde la etiqueta hasta el hilo de coser deban tener determinadas especificaciones. Por ejemplo: no utilizar productos restringidos en Europa o Estados Unidos, hay que cumplir ciertas normativas. Las empresas exportadoras solicitan a los proveedores de productos químicos y colorantes que les provean materias primas bajo ciertas condiciones. Sin embargo, cuando importan, no le exigen al importador que las telas no contengan formaldehido o determinados grupos azoicos de los colorantes que no se pueden utilizar cuando uno exporta. Acá en la Argentina están poniendo ese tipo de trabas, no sé si ya están funcionando. Cuando tienen que importar tienen que presentar certificados de que las telas no tienen estos contenidos. Por supuesto que no solo es para lo que se va a importar, sino que internamente tampoco se puede utilizar. Ahí los panoramas empiezan a estar más claros. Reglas de juego para todos iguales. Eso es un trabajo Técnico + Cámara + Gobierno.

El futuro de la FLAQT 

La federación mantiene altas sus ambiciones y espera tener soluciones prontas a los recientes inconvenientes que han tenido en el sector. El señor Meltzer ahora comenta los objetivos de la FLAQT en el mediano y largo plazo, además de resaltar la importancia de la capacitación en el rubro textil.

¿Qué planes tiene la FLAQT a corto, mediano y largo plazo? ¿Hay alguna meta que le parece particularmente importante?

A corto plazo, es hacer esta Asamblea Extraordinaria que será el 8 de septiembre. Vamos a tratar de aprovechar para hacer una pequeña jornada textil de un día y hacer la asamblea en donde se determinarán las nuevas autoridades y donde se desarrollará el próximo congreso.

A largo plazo, seguir fortaleciendo los congresos técnicos y no comerciales, no queremos congresos en que se lean catálogos, queremos congresos que nos dejen información, que aporten trabajos de investigación. Hacer participar de los congresos a otros rubros como el ahorro de energía, que es un tema muy importante para bajar costos, protección del medio ambiente, y todo lo que sea para mejorar la producción y hacer empresas lo más rentables y competitivas posibles. En esto estamos.

¿Y en qué le parece la FLAQT podría aportar mucho más?

Creo que hay que trabajar mucho en nuclear las universidades con las Asociaciones, allí la FLAQT tiene que cumplir un rol muy importante. Creo que el trabajo con las universidades y centros de investigación tiene que ser mayor, hoy con la internet nos podemos interconectar mucho más fácil. Todos hablamos el mismo idioma, no es un problema de lengua. Incluso con Brasil nos entendemos perfectamente. Entonces, tenemos que trabajar mucho con universidades, centros de investigación, y aprovecharlo. En Brasil se hacen muchos trabajos en español, por ejemplo. Hay mucho por hacer en ese aspecto, en donde también la FLAQT podría ayudar en el trabajo con algunas cámaras textiles. Lo que pasa es que a veces solo piensan en el empresario, y creo que las cámaras textiles tienen que pensar en la empresa. La empresa abarca todo: empresarios, profesionales, técnicos, empleados y obreros. Yo creo que también son enfoques a los que hay que darles lugar.

Y sobre el tema de las conferencias y charlas, ¿le parece que habría que ampliar más el espectro de temas?

La asociación argentina cada tanto organiza conferencias de economistas y los técnicos van para escuchar y hacerse una idea de lo que viven y de lo que viene. Eso te enriquece, porque los que están en niveles de gerencia o jefatura les permiten tener un panorama distinto. Otra es la parte de capacitación. Creo que hay que capacitar a la parte obrera, es muy importante. La AAQCT en la Argentina tiene un convenio con la Asociación Obrera Textil para la capacitación de personal de fábrica y una carrera de Ennoblecimiento Textil para formación de técnicos e incluso tiene un sistema para hacerla a distancia. La capacitación es todo y enriquece en todos los niveles.

Si tuviera que dejarnos un mensaje para las diversas asociaciones, en especial para la APTT, ¿qué les diría a sus asociados y miembros honoríficos?

Capacitarse, es la única forma. Formalidad, capacitación, tecnificación, creo que ese es el mejor camino. Mucho esfuerzo; y si es la profesión que eligieron, PÓNGANLE PASIÓN.

Obtención de textiles antimicrobianos funcionalizados in situ con nanopartículas de óxido de cobre por el método de agotamiento

APTT

Escribe: Ing. Manuel Jesús Amézquita Amésquita . Universidad Nacional de Ingeniería

amezquita.mjesus@gmail.com

Resumen

El presente artículo presenta parte del trabajo realizado en el tema de tesis, del mismo título, para la obtención de un textil que ofrezca la comodidad de un tejido de algodón y la protección antimicrobiana del óxido de cobre. El mismo que forma parte de un proyecto de investigación desarrollado en la Facultad de Ciencias y la Facultad de Ingeniería Química y Textil de la Universidad Nacional de Ingeniería.

Es así que el estudio revela el método de la síntesis in situ de nanopartículas de óxido de cobre (agente antimicrobiano), partiendo de una sal de cobre, en presencia de un tejido textil preparado para teñir (PPT), elaborado al 100% de fibra de algodón.

De esta forma se logra que las nanopartículas de óxido de cobre fijadas en el textil otorguen una actividad antimicrobiana de 99.9%, evaluado con la cepa Escherichia Coli bajo la norma ASTM E2149-01.

Actualmente el método está registrado en INDECOPI-PERÚ, siguiendo el proceso para la obtención de la patente, luego de obtener dos premios en el “XIV Concurso Nacional de Invenciones 2015”.

Introducción

La Organización Mundial de la Salud informa que hay millonarios gastos a consecuencia de las infecciones intrahospitalarias, las cuales son causadas principalmente por agentes patógenos, y de los cuales uno de los más comunes es la cepa Escherichia Coli.

Una opción para combatir las infecciones intrahospitalarias causadas por agentes patógenos, es la utilización de indumentaria con protección antimicrobiana.

En la producción de tejidos antimicrobianos se pueden considerar diversas posibilidades físicas y químicas. El efecto antimicrobiano se obtiene mediante la aplicación de productos químicos específicos durante la etapa de acabado, o mediante la incorporación de estas sustancias en las fibras químicas durante el proceso de hilatura.

En el estudio realizado, luego de varios ensayos con diferentes sistemas, se encontró un método similar al proceso de teñido de un colorante del tipo reactivo.

Materiales y métodos

Tejido textil

El textil utilizado corresponde al tipo de tejido plano, de ligamento tafetán, con un gramaje de 170 g/m2 cuya composición es 100% algodón, sometido a un blanqueo químico con peróxido de hidrógeno.

Funcionalización

El proceso, por el cual se le otorga a un material una función de otro material, se realizó a través de la síntesis de nanopartículas de óxido de cobre en presencia del tejido textil, en una máquina de teñido a nivel de laboratorio, se procesaron muestras del tejido textil con diferentes concentraciones de acetato de cobre monohidratado, que van desde 0,2% a 1,2% del peso de la muestra del tejido textil, y con una relación de baño de 1:10.

El proceso se realizó siguiendo la curva de aplicación presentada en la figura 1, la cual se obtuvo luego de varios ensayos con la variación de los tiempos del proceso.

Figura 1: Curva de Funcionalización

Caracterización

Para la caracterización de las partículas formadas en los textiles se utilizaron dos técnicas:

La microscopía electrónica de barrido de emisión de campo (FESEM), utilizada para ver las partículas en la escala nanométrica.

Y la difracción de rayos X, que es una técnica eficaz para la identificación de materiales en fase cristalina.

Medición del color

Se utilizó el espectrofotómetro de luz visible, DATACOLOR 550, realizando cuatro lecturas por muestra, con la abertura pequeña (9mm) calibrado con especularidad incluida “SCI” (Specular Component Included) y con filtro UV off (UV incluido). Los valores CIELab fueron calculados utilizando el iluminante D65 y el observador estándar a 10°.

Además, se utilizaron las escalas de grises AATCC, tanto para el cambio de color como para la transferencia de color.

Medición de la actividad antimicrobiana.

Se utilizó la norma estándar ASTM-2149-01:2013, con la cepa estándar, Gram negativa, Escherichia Coli ATCC 25922, en una concentración de 103 Unidades Formadoras de Colonia por mililitro (UFC/ml), por espacio de una de hora en constante agitación y temperatura constante de 37°C. Se realizó la siembra por duplicado de las soluciones, antes y después del contacto con el textil, en placas de Petri con el medio TSA (Tripteína Soya Agar), que fueron incubadas por 24 horas a 37°C, para finalmente realizar el recuento de las UFC y determinar la actividad antimicrobiana con el cálculo de la reducción porcentual de las UFC (%R).

Evaluación de calidad

Para determinar el efecto del método en las propiedades físicas y solidez del color adquirido debido al óxido de cobre, se realizaron las mediciones antes y después de la funcionalización evaluando la variación porcentual de las mismas.

Se realizaron las siguientes evaluaciones, siguiendo las normas de ensayo correspondientes.

  • Título del hilo: ASTM D1059–01(2010)
  • Densidad del tejido: ASTM D3775-08(2012)
  • Gramaje del tejido: ASTM D3776-09a(2013)
  • Resistencia a la rotura: ASTM D5034-09(2013)
  • Solidez al lavado doméstico: ISO 105 C06: 2010- Test B1M
  • Solidez al frote: AATCC TM8:2013

Resultados y discusión

Funcionalización

El tejido textil adquiere un color beige luego del proceso de funcionalización, tal como se muestra en la figura 2.

Figura 2: A la izquierda tejido PPT, a la derecha tejido Funcionalizado.

Caracterización

Utilizando la microscopía FESEM se obtuvo la imagen mostrada en la figura 3.

Figura 3: Micrografía del textil Funcionalizado.

Donde se puede comprobar que las partículas obtenidas corresponden a la escala nanométrica.

Por otro lado, realizando la difracción de rayos X al textil, antes y después de la funcionalización, se obtuvo las gráficas mostradas en la figura 4.

Figura 4: Difractograma del textil.

Donde se puede apreciar la diferencia de intensidades para los ángulos de 35,5 y 38,8, que son picos característicos del óxido de cobre.

Análisis colorimétrico

Por cada concentración de acetato de cobre monohidratado se procesaron 3 muestras, cada una de ellas fue medida con el espectrofotómetro Datacolor 550, y se calculó un promedio aritmético por cada factor CIELab. Obteniéndose los resultados mostrados en la tabla 1.

Tabla 1: Promedio de lecturas con Datacolor 550

Luego se realizó el análisis por cada factor CIELab por separado, obteniéndose las gráficas de la figura 2.

Figura 5: Factores CIELab vs. Porcentaje de acetato de cobre monohidratado

De donde se observó que a medida que se incrementa la concentración de acetato de cobre monohidratado la luminosidad desciende, es decir se torna más oscuro; el tono rojizo aumenta, mientras que el tono amarillento se mantiene constante.

Actividad antimicrobiana

Los textiles procesados se enfrentaron a la cepa estándar ATCC 25922, Escherichia Coli, y los resultados obtenidos de la reducción porcentual de UFC se muestran el gráfico de la figura 5.

De donde se observó, que con 0,2% de acetato de cobre ya se supera el 90% de reducción de UFC, y este valor se va incrementando conforme se incrementa el porcentaje de acetato de cobre.

Evaluación de Calidad

De cada una de las propiedades analizadas tenemos:

Propiedades Físicas

En la tabla 2 se muestran las mediciones de títulos, densidad de hilos y la resistencia y elongación a la rotura.

Tabla 2: Variación en las propiedades físicas.

En cuanto al título se pudo observar una disminución del mismo, es decir se vuelven menos finos.

En cuanto a la densidad, se puede observar que en el sentido de la urdimbre la densidad prácticamente no se ve afectada, mientras que en el sentido de la trama hay un ligero incremento.

En cuanto a la resistencia a la rotura, se puede observar un gran incremento en el sentido de la urdimbre, mientras que en el sentido de la trama el incremento es leve.

En cuanto a la elongación a la rotura, se puede observar que en el sentido de la urdimbre hay un incremento considerable, mientras que en el sentido de la trama prácticamente no hay variación.

Gramaje (g/m2)

En la tabla 3 se muestran las mediciones del gramaje antes y después de la funcionalización, y se puede observar que el gramaje prácticamente no se ve afectado.

Tabla 3: Variación del gramaje

Evaluación de las solideces de color

Para la evaluación de las solideces es importante recordar la escala de valores (grados) utilizada, donde el grado 1 indica la más baja solidez (gran transferencia de color o gran cambio de color) y el grado 5 la más alta solidez (no hay transferencia de color o no hay cambio de color).

Solidez al lavado doméstico

Se analizó en ambos sentidos del tejido textil funcionalizado y se evaluó con ambas escalas de grises (transferencia y cambio de color) en la cabina de luces bajo luz D65. Los resultados se muestran en la tabla 4.

Tabla 4: Solidez al lavado doméstico según ISO 105 C06 B1M

Donde se observó que el textil funcionalizado tiene una excelente solidez al lavado doméstico. Observamos valores de 4-5 y 5 para el cambio de color. Es decir, la variación del color, antes y después del lavado, es tan pequeña que es difícil de notar sin los instrumentos de medición.

Solidez al frote:

Se analizó en ambos sentidos del tejido textil funcionalizado, tanto en seco como en húmedo, en la cabina de luces bajo luz D65. Los resultados se muestran en la tabla 5.

Tabla 5: Solidez al frote según AATCC TM8:2013

Donde se observó que el textil funcionalizado tiene una excelente solidez al frote en seco, mientras que para el frote en húmedo disminuye apenas un grado.

 

Conclusiones

  1. El CuO otorga un color beige a los textiles elaborados al 100% de algodón, el cual va tornándose más oscuro y rojizo con el incremento de las nanopartículas sobre el textil.
  2. A partir de 0,2% de acetato de cobre monohidratado, se pueden obtener textiles funcionalizados con un porcentaje de reducción de UFC, mayores al 90%.
  3. El proceso de funcionalización con nanopartículas de óxido cobre, no es agresivo con la fibra de algodón, es decir no deteriora sus propiedades físicas.
  4. La adhesión de las nanopartículas de CuO con la celulosa del algodón, es muy fuerte, permitiendo obtener excelentes grados de solidez, ante agentes de carácter físico como son las pruebas de solidez al lavado y al frote.

Apéndice.

Agradecimientos

“El presente trabajo fue desarrollado bajo la financiación recibida por el Programa Nacional de Innovación para la Competitividad y Productividad – Innóvate Perú (Convenio 368-PNICP-PIAP-2014) y el Instituto General de Investigación de la Universidad Nacional de Ingeniería”.

Se agradece a la Ing. Esmeralda Román, Lic. Flavia Castro y la Dra. Dora Maúrtua por los análisis microbiológicos y la interpretación de los mismos, a la Ing. Carmen Uribe por la interpretación de los resultados de calidad textil y a la Dra. Mónica Gómez y al Dr. José Solís por los análisis estructurales y morfológicos de los textiles.

A las instituciones que colaboraron: Universidad de OULU-Finlandia, dónde se realizaron los análisis de caracterización, la Universidad Peruana Cayetano Heredia, donde se realizaron los análisis bilógicos, la Universidad de São Paulo-Brasil, donde se realizó la funcionalización de los textiles.

A la fábrica textil “Tejidos San Jacinto S.A.”, que donó el tejido PPT para la realización de las diferentes pruebas durante el proyecto de investigación.

GESTIÓN DE LOS EFLUENTES DE LA INDUSTRIA TEXTIL

APTT

Autores: Dr. Víctor López Grimau / Dr. Martín Crespi Rosell

Instituto de Investigación Textil y Cooperación Industrial de la Universidad Politécnica de Cataluña

RESUMEN

Este Cuaderno Tecnológico trata de recopilar la información presentada durante la misión en Argentina de los expertos Dr. Martín Crespi Rosell y Dr. Víctor López Grimau dentro del Proyecto ”Mejora de las Economías Regionales y Desarrollo Local en la República Argentina” financiado por la Unión Europea, como complemento al informe final realizado donde se recoge toda la información recabada durante dicha misión.

Este cuaderno está preparado como manual de referencia tanto para técnicos del INTI como para técnicos de PyMES del sector textil. En primer lugar se describen los principales parámetros que caracterizan las aguas residuales generadas en los procesos de preparación, tintura y acabado de la industria textil. A continuación se hace un repaso de los diferentes aspectos a tener en cuenta para llevar a cabo una gestión sostenible del agua en la industria textil. Así, la gestión sostenible del agua incluye tanto la implantación de medidas encaminadas a la prevención de la contaminación de los efluentes (ahorro de agua, sustitución de productos y procesos) como la implantación de sistemas de tratamiento de las aguas residuales textiles con el objetivo de reducir su contaminación y cumplir con la legislación ambiental vigente.

En el cuaderno se describen los principales procesos de depuración de aguas llevados a cabo en la industria textil para finalmente dedicar un capítulo específico a los bioreactores de membrana (BRM) ya que estos sistemas suponen una evolución tecnológica sobre los sistemas convencionales de depuración de aguas y permiten obtener un agua tratada que por su calidad es susceptible de ser reutilizada como agua de proceso en la industria textil.

2. INTRODUCCIÓN

Los tejidos una vez fabricados se someten a una serie de procesos húmedos engloba-dos bajo los términos de Preparación, Tintura y Acabados. Estos procesos son el origen de la mayor parte de los efluentes acuosos de la industria textil. En la tabla 1 se indican las diferentes operaciones que consumen agua y que se llevan a cabo en función de la fibra utilizada (algodón, lana o poliéster).

Las características de las aguas residuales generadas en una planta textil dependerán de las operaciones específicas que se realicen, principalmente del tipo de fibra tratada y de la maquinaria utilizada. A pesar de la gran variedad de procesos y de productos químicos utilizados, las aguas residuales producidas en la industria de fibras naturales presentan unas características comunes, a excepción de los procedentes del lavado de la lana. Los efluentes de fibras naturales se caracterizan por una gran variabilidad de caudal y de carga contaminante, así como un bajo contenido de materias en suspensión y coloidales. Generalmente son coloreadas, su carga orgánica media es aproximadamente el doble que el de un agua residual urbana y no acostumbra a contener productos tóxicos ni microorganismos patógenos. Además, acostumbran a ser deficientes en nutrientes, principalmente en nitrógeno.

Dentro del sector textil, se encuentran dos grupos bien diferenciados de empresas según el curso receptor de sus vertidos: empresas que vierten sus aguas residuales a una red cloacal y empresas que vierten a un curso de agua. Este segundo grupo de empresas que vierte directamente a un curso de agua debe cumplir con unos límites de vertido que de manera genérica acostumbran a ser más restrictivos que los límites de vertido a red cloacal.

En Argentina las fábricas que descargan sus aguas residuales a colectores cloacales tienen unos límites de vertido que están en torno a 750 mg O2/l de DQO y 200 mg O2/l de DBO. Las aguas residuales textiles son moderadamente biodegradables, de forma que la depuración conjunta con aguas residuales urbanas en EDAR de tratamiento biológico proporciona buenos resultados si predomina el caudal de las aguas urbanas.

Por el contrario, las fábricas que vierten a curso de agua, ya sea cauce natural o colector pluvial, deben cumplir con unos límites que en Argentina son por lo general de 250 mg 02/l de DQO y 50 mg 02/l de DBO. Estas fábricas en muchos casos deben disponer de su propia depuradora de aguas residuales para cumplir con la legislación.

Independientemente de la localización del vertido, una misma empresa puede llevar a cabo diferentes operaciones de acabado que darán lugar a aguas residuales muy variantes en su caudal y composición. Esta variación dificulta su depuración posterior. Por este motivo es conveniente recoger y retener los efluentes procedentes de los diferentes procesos en un gran depósito de homogeneización donde se amortigua el efecto predominante de un efluente concreto.

3. PRINCIPALES PARÁMETROS PARA CARACTERIZAR LAS AGUAS RESIDUALES DE LA INDUSTRIA TEXTIL

3.1 INTRODUCCIÓN

En este capítulo se hace un repaso de los principales parámetros contaminantes que la industria textil debe controlar en sus aguas residuales. En primer lugar se presentan los métodos de conservación de las muestras a analizar y posteriormente se describen los métodos de análisis de los parámetros más característicos de las aguas residuales textiles. Estos parámetros son la DQO, la DBO y el TOC (los tres como indicadores de contaminación orgánica), nitrógeno y fósforo (indicadores de nutrientes), MES (materias en suspensión), conductividad (presencia de sales), MI (indicador de toxicidad e inhibición bacteriana), color y tensioactivos.

Se han seleccionado estos parámetros ya que de manera genérica aparecen limitados en las diferentes legislaciones referentes al vertido de aguas residuales industriales. Por tanto, son parámetros que la industria textil deberá tener en cuenta para cumplir con una legislación cada vez más restrictiva. Algunos de estos parámetros además son muy característicos de las aguas residuales textiles, como son la elevada conductividad y la presencia de color y tensioactivos.

3.2 CONSERVACIÓN DE LAS MUESTRAS

El primer aspecto a tener en cuenta para llevar a cabo una correcta determinación de los parámetros contaminantes de un agua residual es asegurar una óptima conservación de las muestras. En la tabla 2 se presenta la forma de conservación y el tiempo máximo de conservación para los diferentes parámetros contaminantes a analizar. En algunos casos se requiere refrigeración mientras en otros se debe añadir algún reactivo químico conservante. El tiempo máximo de conservación puede ir de unas pocas horas a 7 días, y en algunos casos este tiempo es indefinido mientras no se formen precipitados.

3.3 PRINCIPALES DETERMINACIONES ANALÍTICAS

3.3.1 Demanda química de oxígeno (DQO)

Mide la cantidad de oxígeno (mg O2/l) necesario para oxidar la materia orgánica soluble o en suspensión, y algunos compuestos minerales oxidables.

La determinación se lleva a cabo por oxidación química con una solución en exceso de dicromato potásico a una temperatura de 150+/-2°C. El exceso de oxidante se mide por valoración redox. El reactivo de valoración es una sal de hierro, comúnmente conocida como sal de Mohr y se utiliza ferroína como indicador.

En esta determinación se debe tener en cuenta la posible interferencia de los iones cloruro que pueden ser oxidados con dicromato y que darían un resultado de DQO erróneo por exceso. Los cloruros se hacen reaccionar previamente a la determinación con una sal de sulfato de mercurio.

Se cuenta con dos métodos para el ensayo de la DQO: el método del Balón (Norma UNE EN 77004) y el método del tubo (Standard Methods 21 ed.). Este último requiere de un menor volumen de muestra (30 ml respecto a 10 ml) y sobretodo requiere de menor volumen de reactivos (16,6 veces menos). En cambio el método del balón deberá aplicarse si la muestra tiene una elevada presencia de materias en suspensión (MES) ya que en el método del tubo se pipetea un volumen muy pequeño y por tanto no se tomaría una muestra homogénea.

En ambos casos se puede utilizar un patrón de DQO constituido por una solución de 425 mg/l de Ftalato ácido de potasio que da lugar a una DQO exacta de 500 mg O2/l.

3.3.2 Demanda biológica de oxígeno (DBO)

Indica la cantidad de oxígeno (mg O2/l) consumido en la oxidación de la materia orgánica del agua, en procesos biológicos aerobios. El ensayo dura entre 5 y 27 días, siendo generalmente el análisis a los 5 días (DBO5) el más común.

El análisis de DBO se basa en medir el consumo de oxígeno por una población bacteriana. El método de análisis normativo se basa en la realización de diferentes diluciones de la muestra de agua (método de dilución), para ello se debe preparar el agua de dilución en frascos de incubación que son inoculados y se requiere la preparación de blancos. También se pueden aplicar métodos instrumentales donde se hace un seguimiento del consumo de oxígeno, como son el método manométrico o el método respirométrico.

En la determinación de DBO se puede utilizar como patrón una solución constituida por 125 mg/l de glucosa y 125 mg/l de ácido glutámico que da lugar a una DBO de entre 220 y 240 mg O2/l.

La relación DQO/DBO indica el grado de biodegradabilidad del vertido. Un agua muy biodegradable presenta relaciones DQO/DBO inferiores a 2 y un agua poco biodegradable presenta valores superiores a 5. Las aguas residuales de la industria textil acostumbran a presentar una relación DQO/DBO alrededor de 3. Son aguas bastante biodegradables, aunque menos que las aguas residuales domésticas cuya relación DQO/DBO está en torno a 2,2 y 2,5.

3.3.3 Carbono orgánico total (TOC)

El COT o TOC (siglas en inglés) mide el contenido de carbono orgánico (mg C/l) del agua. Se trata de una medición instrumental que se lleva a cabo con un analizador de TOC. Este instrumento realiza una oxidación térmica de la muestra de agua a 850ºC y posteriormente determina el contenido de carbono mediante un analizador de IR.

Para evitar interferencias producidas por el contenido de carbono inorgánico la muestra debe llevarse previamente a pH entre 3 y 4 y airearse con un difusor durante 10 minutos para eliminar el carbono inorgánico en forma de CO2.

3.3.4 Materias en Suspensión (MES)

Todas las sustancias suspendidas en el agua y que no decantan de forma natural (mg/l). La determinación de MES se lleva a cabo según la norma UNE EN 872 que describe un método de análisis de sólidos en suspensión por medio de la filtración de un volumen de muestra de agua conocido, utilizando un aparato de vacío, a través de un filtro de fibra de vidrio. Posteriormente se seca el filtro a 105ºC ± 2ºC y se determina la masa del residuo retenido en el filtro mediante pesada.

3.3.5 Conductividad (Salinidad)

Medida del contenido de sales solubles del agua. Indicador del incremento de iones en el agua (µS/cm). La determinación se lleva a cabo a 25ºC mediante lectura directa en un conductímetro siguiendo la norma UNE EN 27888. La conductividad eléctrica depende de la concentración y naturaleza de los iones y de la temperatura y viscosidad de la solución.

3.3.6 Color

Determinación cuantitativa por comparación visual con patrones de Pt-Co según el método 2120 del Standard Methods o con espectrofotómetro (valores de absorbancia). La presencia de color en el agua supone un impedimento en el paso de luz al acuífero y supone un desagradable efecto visual.

3.3.7 Materias inhibidoras (Toxicidad)

Medida del grado de toxicidad del agua por inhibición de los procesos biológicos (equi-tox/m3). Análisis con bacterias fluoroluminiscentes del tipo Photobacterium phosphoreum. El test de inhibición es comúnmente conocido por el nombre comercial de Microtox. El sistema Microtox se basa en la reducción de la bioluminiscencia natural de la bacteria marina Vibrio fischeri. La toxicidad se expresa como concentración de agente contaminante que produce la reducción del 50% de la luminiscencia inicial (EC50).

3.3.8 Nitrógeno Kjeldahl

Medida conjunta del contenido de nitrógeno en el agua constituido por la suma del N orgánico y el N amoniacal (NH4+). No incluye el contenido de nitratos y nitritos. La deter-minación se lleva a cabo según la norma UNE EN 25663 donde se mineraliza el contenido de nitrógeno por digestión con ácido sulfúrico, para formar sulfato amónico, a partir del cual se libera el amonio, que se destila y se determina a continuación mediante una va-loración. La determinación de amonio (NH4+) puede llevarse a cabo también por otros métodos analíticos como la cromatografía iónica o con el uso de un electrodo selectivo.

3.3.9 Fósforo total

Medida global del contenido de fósforo del agua constituido por la suma de compuestos fosforados orgánicos e inorgánicos (fosfatos). La determinación se lleva a cabo según la norma UNE EN ISO 6878. Los iones ortofosfato reaccionan con una solución ácida que contiene iones molibdato y antimonio para formar un complejo que una vez reducido con ácido ascórbico da lugar a un complejo de intensa coloración azul cuya absorbancia es medida con un espectrofotómetro. Los iones ortofosfato también pueden analizarse por cromatografía iónica y mediante un electrodo selectivo.

3.3.10 Tensioactivos

Compuestos aportados al agua por el uso de detergentes. Dan lugar a la formación de espumas apreciables en los cursos de agua y que pueden generar problemas operativos en los sistemas de depuración.

Se distinguen dos procedimientos diferentes en función de si se trata de tensioactivos aniónicos o no iónicos.

Los tensioactivos aniónicos se determinan según la norma UNE EN 903. Se forma una sal coloreada por reacción con azul de metileno. Seguidamente se extrae la sal con cloroformo. Se separa la fase orgánica y finalmente se mide la absorbancia de la muestra con un espectrofotómetro.

Los tensioactivos no iónicos se determinan según la norma UNE EN 55725 donde el tensioactivo se extrae por medio de una corriente de aire y es recogido en acetato de etilo. Seguidamente se hace precipitar con el reactivo de                  Dragendorff que posteriormente se elimina para medir la absorbancia de la muestra por espectrofotometría.

4. GESTIÓN DEL AGUA EN LA INDUSTRIA TEXTIL

4.1 REDUCCIÓN INTERNA DE EMISIONES

Con el objetivo de llevar a cabo una gestión sostenible del agua en la industria textil el primer aspecto que debe tenerse en cuenta es la reducción interna de emisiones tanto por lo que se refiere al volumen consumido como a su carga contaminante. Esta reducción interna se basa por un lado en la prevención de la contaminación y por otro en la optimi-zación de los procesos productivos.

4.1.1 Prevención:

Para prevenir la contaminación de los efluentes es importante tener información química de los productos utilizados en el proceso productivo. Así se pueden hacer cambios de productos menos tóxicos, más biodegradables o que supongan una menor carga contaminante en el efluente final. Esta información puede conocerse a partir de las hojas de seguridad de los productos (safety data sheets) o de diferentes bases de datos (ETAD, EPA, TNO, ECO-Database). Por otro lado, en Europa la directiva REACH obliga a clasificar y etiquetar de manera adecuada productos químicos peligrosos.

4.1.2 Optimización de procesos:

Algunas mejoras tecnológicas y sustituciones de productos que permiten optimizar el proceso productivo desde un punto de vista ambiental son las siguientes:

•Reducción de la relación de baño.

Reducción de productos auxiliares ej. retardadores, carriers.

•Eliminación de productos organo halogenados.

•Utilización de colorantes de elevado agotamiento.

•Blanqueo con peróxidos en lugar de derivados del cloro.

•Neutralización con CO2 en procesos a la continua.

•Sustitución del ácido acético por ácido fórmico.

•Sustitución de la urea en la estampación con col. Reactivos.

•Menor número de lavados, fórmulas de lavado, eliminación •de lavados por rebose.

•Reciclado de baños de tintura.

Reciclado de baños poco contaminados (aguas de aclarado).

•Reutilización de materias primas (productos de encolado, colorante índigo, recupe-ración de NaOH en el mercerizado, recuperación de pastas de estampación).

4.2 MEDIDAS DE CONTROL DEL AGUA

Algunas medidas de control del agua que se pueden implantar son las siguientes:

•Mantener limpias las áreas de producción para evitar lavados innecesarios.

•Minimizar las fugas y los derrames.

•Utilizar válvulas de cierre automático en las líneas de agua.

•Instalación de medidores de caudal, general y por sección.

•Utilización de medidores de nivel de líquidos.

•Utilización correcta del agua de refrigeración y calefacción.

•Utilización de equipos de lavado a contracorriente.

•Instalación de reductores de flujo.

•Instalación de controles en línea: pH, conductividad, Temperatura, TOC, etc.

•Programas de formación e incentivos a los empleados.

•Cambios en el proceso productivo y maquinaria.

•Substitución y/o reducción de productos químicos.

•Utilización de sistemas expertos.

•Dosificación informatizada de colorantes y productos auxiliares.

4.3 PROCESOS SOSTENIBLES

4.3.1 Procesos enzimáticos

El uso de enzimas es una alternativa al uso de reactivos químicos contaminantes. Las enzimas operan en condiciones suaves, actúan sobre un sustrato específico y son fáciles de controlar. Su uso implica un menor consumo de agua y energía y una menor carga contaminante.

Algunas de las enzimas utilizadas en la industria textil son: Amilasas para el proceso de desencolado, Cellulasas para el bio lavado de denim y el desencolado de carboximetilcelulosa (CMC), Pectinasa para el descrudado de fibras vegetales, Proteasas para el descrudado de fibras animales y Lipasas para la eliminación de grasas y aceites.

4.3.2 Colorantes reactivos de elevada fijación

La introducción en el mercado de colorantes reactivos bifuncionales ha permitido aumentar la fijación del colorante de (50-70) % a (80-95) %. Además, si estos colorantes son hetero bifuncionales pueden aplicarse a menor temperatura y son menos sensibles a los cambios de pH.

4.3.3 Colorantes reactivos de baja utilización de sal

Este tipo de colorantes reactivos requieren una concentración de sal de (20-30) g/l. En cambio los colorantes reactivos convencionales necesitan (60-80) g/l.

4.3.4 Proceso DyeClean

El proceso DyeClean es una tecnología patentada que permite reutilizar los baños agotados para realizar nuevas tinturas. Da excelentes resultados de reproducibilidad e igualación sobre todo en las tinturas de negro y azul marino. El proceso implica un ahorro de hasta un 80% de sal y de agua y de hasta un 50% de auxiliares químicos.

4.3.5 Proceso Advanced DENIM

El proceso Advanced Denim creado por el fabricante de colorantes Archroma sustituye el uso de colorante índigo por colorantes sulfurosos Diresul RDT con una matiz semejante. Este proceso permite un ahorro de hasta un 92 % de agua, un 30 % de energía y hasta un 87 % menos de residuos de algodón.

4.4 CARACTERÍSTICAS DE LOS EFLUENTES TEXTILES

Las aguas residuales generadas en los procesos de tintura y acabados textiles pre-sentan las siguientes características:

•Gran variabilidad de caudal y carga contaminante.

•Bajo contenido de materia coloidal y en suspensión.

•La mayor parte de contaminantes son solubles y moderadamente biodegradables.

•Su carga orgánica media (DQO) es aproximadamente el doble que la de un efluente urbano.

•Su toxicidad es baja comparada con otros sectores industriales.

•A menudo son deficitarias en nutrientes (N, P).

•Exentas de microorganismos patógenos.

•Sus principales características específicas son su elevada coloración y salinidad.

En la tabla 3 se presenta la carga contaminante de las aguas residuales procedentes de diferentes sectores textiles.

4.5 PROCESOS DE DEPURACIÓN DE LOS EFLUENTES TEXTILES

Existen diferentes sistemas de depuración de las aguas residuales de la industria textil. Todos ellos comparten una misma etapa inicial de desbaste, control de pH y homogeneización, para posteriormente llevar a cabo un proceso biológico o un proceso físicoquímico. Ambos con diferentes variantes.

Inicialmente unas rejas de desbaste permiten eliminar sólidos. A continuación se ajusta el pH que acostumbra a ser básico en los efluentes textiles y el agua es retenida durante (16-24) horas en una balsa de homogeneización para evitar puntas de caudal y de carga contaminante. Esta homogeneización del agua facilita la operación y dosificación de las siguientes etapas de depuración.

4.5.1 Proceso biológico de fangos activados

La depuración biológica por fangos activados (Figura 1) cuenta con un reactor biológico aireado donde se produce el crecimiento de la población bacteriana y de un decantador donde se fomenta la separación del agua clarificada respecto del fango generado. Una parte del fango es recirculado al reactor biológico para mantener una población bacteriana adecuada mientras otra parte es purgada para ser tratada.


La depuración por fangos activados tiene un elevado rendimiento de eliminación de DQO y DBO, en cambio no es eficaz para eliminar el color ya que la mayoría de colorantes son poco biodegradables. Por otro lado, requiere de personal con cierta experiencia y de un buen control de materias primas en el proceso textil.

4.5.2 Proceso de fangos activados con adición de carbón activo o resinas decolorantes

Para conseguir eliminar de manera adecuada los colorantes residuales de los efluentes textiles al sistema biológico de fangos activados se pueden añadir carbón activo o resinas decolorantes (Figura 2)

4.5.3 Proceso físico-químico de coagulación-floculación

El proceso físico-químico de coagulación-floculación cuenta con un tanque de agitación rápida donde se administra el coagulante, un tanque de agitación lenta donde se adiciona el polímero floculante y un depósito de decantación (Figura 3). Es efectivo para eliminar la materia orgánica suspendida y coloidal, no así la materia orgánica soluble. Para alcanzar una disminución aceptable de DQO y DBO la balsa de homogeneización debe estar aireada para mantener la vida bacteriana. Permite eliminar el color y obtener una buena reducción de MES. En cambio, tiene el inconveniente de generar mayor cantidad de fango que los sistemas biológicos.

4.5.4 Proceso de coagulación-floculación combinado con filtro percolador

La combinación de un proceso de coagulación-floculación con un filtro percolador permite aumentar significativamente el rendimiento de eliminación de DQO y DBO. Un filtro percolador es un filtro biológico de lecho fijo aireado de manera natural. El agua es rociada sobre el filtro y la materia orgánica se degrada por la biomasa que cubre el material del filtro (Figura 4).

4.5.5 Proceso de fangos activados seguido de un proceso terciario (coagulación, ozono, membranas)

La adición de un proceso terciario posterior a la depuración por fangos activados permite obtener elevados rendimientos de eliminación de DQO y DBO (90-95) % y la eliminación completa del color dando lugar en algunos casos a un agua susceptible de ser reutilizada. Por el contrario, los procesos terciarios encarecen los costes de inversión y explotación de la depuradora. Los procesos terciarios más comunes en el tratamiento de efluentes textiles son la coagulación-floculación, la ozonización y la filtración por membranas (Figura 5).

4.5.6 Bioreactor de membranas (BRM)

El sistema de bioreactor de membranas (BRM) sustituye el decantador del sistema biológico convencional por módulos de membranas de ultrafiltración (Figura 6). Los BRM permiten obtener un efluente de excelente calidad, susceptible de ser reutilizada. El sistema ocupa menos espacio y genera menos fangos. Por el contrario, tiene unos costes de inversión y operación superiores al sistema por fangos activados y debe hacerse un mantenimiento y lavado adecuado de las membranas para alargar su vida útil.

A modo de resumen en la tabla 4 se presentan los rendimientos de depuración promedio de los diferentes procesos indicados anteriormente:

FASHION TECH: MODA Y TECNOLOGÍA

APTT

Los productos textiles innovadores no solo tienen en cuenta ideas propias de hilos y telares. La fusión entre el diseño textil e implementos digitales abre muchas puertas en el sector y, sobre todo, impulsa a los textiles a ser mucho más competitivos en el mundo.

Escribe: Javier Wong

Gorro Hövding_Anna Haupt & Terese Alstin

Elektrocouture es una casa tecnológica de modas, son la primera marca en el mundo con ropa tecnológica y fashion, lista para usarse. Cuentan con una vasta experiencia con socios y clientes al diseñar prototipos de “tecnología usable” y manufacturarlos. El objetivo de esta compañía es potenciar la innovación, crear nuevos productos y respaldar a empresas y creadores que deseen lanzar proyectos “Fashion Tech”.

¿De qué se tratan estos proyectos “Fashion Tech”? Tal como su nombre lo sugiere, es la reciente fusión entre lo “fashion” y la tecnología, entre los textiles con capacidades innovadoras que van más allá de hilos y telares. Forma parte de uno de los motores de la industria textil: la vanguardia. Estar siempre en búsqueda de nuevos tejidos y looks, novedosas maneras de diseñar atuendos y trajes; solo que en esta oportunidad el diseño y manufactura también se apoyan en el desarrollo tecnológico.

Y son varios diseñadores con décadas de experiencia, grandes marcas de la moda, empresas retail y diversos organismos vinculados a los textiles que han juntado esfuerzos con empresas tecnológicas para llevar a cabo más proyectos de lo que se ha denominado “Moda Techie”.

 

Tweeting Bra_OgilvyOne Athens

                                              Google Glass /Foto_ Frazer Harrison

“Climate Dress”_Forster Rohner and Alexandra Instituttet

¿Un textil tecnológico sigue siendo solo “una prenda”?

Durante estos últimos años hemos visto diversos ejemplos con respecto a este tema. Los “Google Glass”, presentados al público por Diane Von Fursteberg en su colección primera/verano 2013 sobre la pasarela neoyorquina. La pulsera “June”, un brazalete que capta el nivel de radiación UV para aconsejar al usuario la protección necesaria. El gorro Hövding, que en menos de un segundo se transforma en un airbag que cubre el cuello y cabeza. Todas creaciones que han combinado el textil con principios tecnológicos.

Otro elemento que surgió gracias a esta sinergia fue el “Tweeting Bra”, un sujetador conectado al teléfono inteligente que pretende concientizar a las mujeres de la importancia de los autoexámenes para prevenir el cáncer de mama. Es por ello que, cada vez que se desabrocha el sostén, manda un recordatorio en forma de “tweet”.

Estas propuestas abren un debate dentro del mundo “Fashion Tech”: ¿es posible que ahora las prendas tengan otra función que va más allá de la estética? Ahora parece que la “Moda Techie” no solo influye en “verse bien” sino que también cumple una función social. Otro invento en este sentido fue el vestido “Climate Dress” que capta el nivel de CO2 del ambiente y muestra los niveles de contaminación a través de 100 luces LED que tiene incorporadas.

Existe, también, la otra mirada. Una que sí ve esta fusión textil tecnológica con un fin meramente estético, propio de las nuevas tendencias textiles. Los vestidos 3D que toman medidas exactas, el “Smoke Dress”, un vestido que tiene la capacidad de lanzar humo cuando alguien se acerca, atuendos que cambian de color en función de la luz, que presentó el diseñador Ying Gao en el desfile Samsung Ego de Madrid; todos son ejemplos de atuendos que han incorporado tecnología y tienen un fin como prenda misma.

¿Existirá un punto medio? En los talleres de Elektrocouture trabaja Lina Wassong, una diseñadora e ingeniera alemana de 26 años que ha escrito un par de libros de moda y tecnología. En el último Fashion Tech de Berlín presentó un vestido diseñado con una impresora 3D. “Lo que hemos hecho aquí es combinar dos industrias diferentes, las hemos juntado para crear algo realmente nuevo” dice Wassong. Ella es una convencida de que el potencial de la combinación de ambas ramas es todavía desconocido. “Pongamos un ejemplo: tienes un ataque al corazón, tu ropa lo detecta, para el coche y llama al médico. La moda puede ofrecernos otro mundo, nuevas perspectivas y las nuevas tecnologías nos lo permiten”, comenta la diseñadora e ingeniera.

Esta rama textil todavía tiene varias preguntas que carecen de respuesta. Lo cierto es que esta tecnología es todavía incipiente en Latinoamérica. En el futuro, los costos de investigación bajarán y la demanda de estos productos se incrementará. Es cuestión de tiempo para que el “Fashion Tech” tenga mucho más cabida en el mercado de compra y venta de textiles alrededor del mundo.

Vestidos 3D

 

Smoke Dress_Anouk Wipprecht-Aduen Darriba

Algunas ideas Fashion Tech

 Moda nanotecnológica

La nanotecnología ha aportado al mundo textil diversas propiedades, como impermeabilización, conductividad, electromagnética o aislamiento térmico. Ahora también han entrado al mundo de la alta costura. Se pudo ver en Londres, donde el diseñador Alexander Ruth confeccionó un vestido con tecnología nanosilk. El vestido está confeccionado con una tela de alto rendimiento impenetrable, capaz de proteger a su portador de diversos líquidos.

Otro ejemplo de la inclusión de la nanotecnología a textiles lo puso el diseñador Tom Lipop, que ha diseñado piezas con tecnología láser y, desde el mismo corte, se han eliminado las costuras.

The Syma Line

Layla Mueller ha tratado de visualizar el sonido usando diversas técnicas para darle a cada atuendo un personaje distinto. Su proyecto apunta a explorar la simbiosis entre la música, la ciencia y la moda; poniendo en evidencia cómo el sonido y las frecuencias afectan el mundo físico.

Yoga con textiles inteligentes

En un nuevo atuendo para practicar yoga, un material que neutraliza los olores ha sido incorporado debajo de las axilas y en las puntilladas de los bolsillos, para proteger a las personas de la radiación de los teléfonos celulares. También se usan buzos que incrementan la sensibilidad de la piel. Para que tenga un impacto visual, todos estos materiales son grabados con láser e inspirados en señales geométricas que simbolizan puntos del chakra.

La innovación como factor determinante de supervivencia del sector textil en el Perú

APTT

Escribe: Rosa Patricia Larios-Francia. Universidad de Lima

El Perú ha experimentado en los últimos años una apertura de mercados que ha ocasionado que los consumidores podamos acceder a prendas de marcas mundiales, en todo segmento y de todo rango de precio; no solo gracias a la llegada de las súper tiendas de las grandes marcas, sino por el acceso a la compra por internet.

Este acceso hace posible que podamos conocer en tiempo real cuáles son las tendencias en el otro extremo del mundo e incluso a qué precio son ofertadas las prendas, de manera que resulta posible compararlas con lo que los fabricantes de vestimenta en el país nos ofrecen.

Ahí empiezan nuestros problemas, ya que en la industria textil peruana somos muy tímidos para ofertar productos diferenciados. Este es nuestro reto: ser innovadores a través del desarrollo de nuevas fibras, nuevos hilos, telas y conceptos de prendas distintas a lo que los consumidores están acostumbrados a recibir.

A nivel internacional tenemos marcas que ofrecer: hasta 2 colecciones al mes versus las dos colecciones que estamos acostumbrados a desarrollar al año, los clásicos Primavera-Verano y Otoño-Invierno. Si nuestras empresas siguen produciendo bajo este concepto, los consumidores solo visitarán nuestras tiendas dos veces al año; como consecuencia, al no ver novedad, cambiarán la fidelidad de la marca por la novedad, por la moda, por lo nuevo, por la innovación.

Poseemos ya un espacio reconocido a nivel mundial para nuestras fibras: la del algodón Pima y de alpaca o vicuña. Sin embargo, debemos preguntarnos qué estamos haciendo al respecto y cómo estamos aprovechando estas ventajas competitivas frente a otros mercados y proveedores.

 

Si analizamos cifras de la balanza comercial al cierre del año 2016, según información de la SNI (Sociedad Nacional de Industrias, 2017), tenemos un saldo negativo de 309.42 millones de dólares. ¿Qué significa esto para nuestra industria? ¿Nuestra demanda ha disminuido o nuestra oferta se ha desarrollado?

Muchas incógnitas se pueden plantear en torno a este resultado, pero echemos un vistazo a lo que pasa en el mundo. Según los resultados del reporte internacional “The State of Fashion 2017”, elaborado por McKinsey & Company y Business of Fashion, las ventas mundiales en el sector moda crecieron alrededor del 2.5% entre 2015 y 2016, y se tiene una expectativa de crecimiento para 2017 del 2.5% al 3.5% en promedio. Con mayor énfasis en el segmento “Value” de valor con 4%; “Premium/Bridge” con 4% y “affordable luxury” – lujo alcanzable – hasta un 4.5%, con predominancia en la categoría “Atlhetic wear” indumentaria deportiva de hasta un 7.5% de crecimiento (McKinsey&Company, 2016).

En este reporte internacional se han desarrollado las 10 tendencias para la agenda de moda en 2017, que comprende:

  • Intensificación de la volatilidad e incertidumbre de la economía global
  • El retorno de China
  • Motores Urbanos
  • Compradores informados (“shrewder shoppers”)
  • Correlación generacional
  • El dividendo del bienestar
  • Cambio de ritmo
  • Crecimiento orgánico
  • Tecnología en crecimiento
  • Gran movimiento en las corporaciones de moda (“Ownership shake-up”)

Si queremos que la industria peruana siga en la carrera, debemos fortalecer nuestras empresas mediante la promoción de la innovación, que no solo es exclusiva de la gran empresa, sino de todos los segmentos, como la micro, pequeña y mediana empresa. Esto se debe a que esta innovación puede ser de producto, procesos, mercadotecnia y organizativa (OECD & Eurostat, 2006).

Es decir, podemos desarrollar nuevas fibras, hilos, telas a partir de nuestros productos originarios, mezclándolos con fibras sintéticas, recicladas, con otras fibras naturales, utilizando nanotecnología, desarrollando “Smart textile” (telas inteligentes para la vigilancia médica de las funciones corporales), sensores en ropa de trabajo y de protección, sensores táctiles integrados en tejidos, cables integrados, recuperación de energía por fotovoltaica textil, células fotovoltaicas flexibles, entre otros.

 

Debemos innovar en la gestión de nuestros procesos que aseguren la sostenibilidad de nuestro planeta con la mejora de la tecnología e insumos que reduzcan la utilización de recursos no renovables, la emisión de efluentes, gases y residuos contaminantes. Podemos innovar en mercadotecnia definiendo nuevos canales. Aquí debemos aprovechar las TICs, que integran nuestros puntos de venta físicos con puntos virtuales. Finalmente, debemos desarrollar innovación organizativa aplicando modelos de gestión, de buenas prácticas que aseguren el éxito de nuestras operaciones.

 

Para ello, debemos generar una cultura colaborativa a lo largo de la cadena de valor. Entre las empresas manufactureras, las proveedoras de insumos, las cadenas de retails, la academia, los gremios, las de distribución, logística, el gobierno, entre otras. Sólo trabajando de manera conjunta podremos mejorar nuestra oferta tanto para el gran mercado nacional, que compra en su mayoría prendas importadas en busca de moda, diseño, calidad y oportunidad, como para el mercado de exportación; que cada vez es más exigente en calidad y que espera de nosotros nuevos desarrollos.

En el Perú se ofrecen diferentes formatos de financiamiento para promover la innovación, como, por ejemplo, los fondos de Innovate Perú y Concytec.

Tenemos un gran legado textil, aprovechemos esta ventaja competitiva para trazarnos el gran reto de llevar nuestros diseños, nuestras marcas y nuestros productos a través del mundo.

1 2 3 5