DEFECTOS DE TINTURA Y SUS SOLUCIONES EN EL TEÑIDO DE POLIÉSTER Y SUS MEZCLAS

0
280

Escribe: Ing. Arnaldo Peña Cabello – E-mail: arnaldowpc@gmail.com – Director del Instituto Privado de Tecnología Textil.

Algunos de los problemas que se presentan con frecuencia en el proceso de tintura:

1. Manchas de colorantes

2. Manchas de oligómeros

3. Quebraduras

4. Termomigración y sublimación

La manera de abordar estos problemas será siempre mediante la experimentación y la agrupación de variables que intervienen en un proceso químico textil, las cuales son: materia prima, mano de obra, maquinaria y metodología.

1. MANCHAS DE COLORANTES

Estas indeseables manchas se presentan en forma de precipitados puntuales de color oscuro. Pueden ser rojos, negros, azules. etc., dependiendo de los colorantes usados en la formulación. Lo grave del asunto radica en su difícil remoción o eliminación para la recuperación del hilo o la tela teñida.

Manchas generadas a partir del colorante. – Uno de los orígenes probados de estas manchas se encuentra en la fabricación misma del colorante. Existe un aditamento denominado antidusting, que viene en su formulación, y es una grasa sintética que sirve para aglomerar al colorante en polvo para que este no se volatilice al medio ambiente durante el pesado o mientras se manipula. Esta grasa que va junto al colorante que ingresa a la máquina de tintura, ensucia las partes internas, principalmente las hendiduras del teflón y la superficie base de la máquina y otras partes poco visibles. Son difíciles de remover. Lamentablemente estos contaminantes en altas temperaturas y por efectos de la presión del baño, se precipitan sobre el material produciendo manchas severas de colorante.

¿Cómo podemos evitarlas?:

• Identificar el colorante problema, evitar usarlo en la tricromía (generalmente la apariencia de estos colorantes es aceitosa, compacta a simple vista).

• Desarrollar una metodología para la disolución del colorante: disolución a baja temperatura, filtrar antes de adicionar a la máquina de tintura.

Manchas generadas por la baja calidad del agua. – El agua es fundamental en todo proceso de teñido, su calidad se mide por el contenido de Ca++, Mg++ lo que conocemos como dureza del agua y el contenido de Fe++. Estos iones metálicos contenidos en el agua hacen que algunos colorantes formen precipitados que manchan la tela o el hilo. Sobre todo, cuando su contenido es superior a 30 ppm.

¿Cómo podemos evitarlas?:

• Tratar el agua para proceso mediante un sistema de ablandamiento o por osmosis inversa.

• Utilizar auxiliares específicos como los secuestrantes de Ca++ y Mg++ (Calcio y Magnesio).

Manchas generadas a partir de la tela o el hilo. – El principal contaminante que puede aportar el material textil son las grasas o aceites provenientes de la hilatura o la tejeduría, se ha comprobado que en concentraciones superiores al 2.5% en peso del material puede acarrear problemas durante la tintura (aglomeración de colorantes).

¿Cómo podemos evitarlas?:

• Evaluar cada lote de hilado o tela antes de ser procesado en planta.

• Hacer un lavado alcalino previo a la tintura.

Manchas generadas por el uso excesivo de los auxiliares de tintura. – Los auxiliares de tintura ayudan mucho en casos específicos y cuando están bien probados. El exceso de estos, o cuando se mezclan varios tipos en la misma fase o fórmula de tintura, se torna peligroso o contraproducente debido a que pueden generar precipitados por incompatibilidad y carácter iónico.

¿Cómo podemos evitarlas?:

• Usar la menor cantidad de auxiliares posibles.

• Tener un protocolo de control de calidad de insumos y auxiliares textiles.

Manchas generadas por las condiciones de la maquinaria utilizada. – Las máquinas de tintura son artefactos que trabajan de manera continua y a diferentes rangos de temperatura, por lo que una apropiada programación de lavado de máquina evita la contaminación o generación de manchas. Es importante tener las máquinas de teñir en óptimas condiciones y hacer revisiones periódicas de posición del turbovario/hidrovario, limpieza de filtros, limpieza de ollas auxiliares y limpieza del interior de las máquinas.

2. MANCHAS DE OLIGÓMEROS

Los oligómeros son una forma de polímero defectuoso (trímero cíclico) que siempre estarán presentes en el poliéster. Lamentablemente estos oligómeros son liberados del material textil durante la tintura a 130°C y se redepositan en las paredes de las máquinas, se acumulan y generan manchas casi imposibles de remover de la superficie de la tela o hilo teñido.

¿Cómo podemos evitarlas?:

• Lavado enérgico de máquina.

• Uso de un antioligómero eficiente.

3. QUEBRADURAS

Las quebraduras son arrugas o grietas superficiales que se forman en la tela por efecto del cambio brusco de temperatura, o por efecto de la presión del medio o la combinación de ambos. También es cierto que hay algunos artículos más quebradizos que otros, por ejemplo: los tejidos de mallas ajustadas tienden a quebrarse con facilidad, del mismo modo los artículos con elastano (lycra). Todo tejido que lleva en su composición elastano en una proporción superior al 3% amerita un tratamiento adicional para evitar las quebraduras.

¿Cómo podemos evitarlas?:

• En fibras sintéticas como el poliéster y la poliamida (nylon) se recomienda hacer un pre-tratamiento térmico llamado termofijado.

• Para fibras 100% algodón o mezclas con poliéster se recomienda el uso del auxiliar textil antiquiebre. Hay de los que son a base de poliacrilamidas y las de base glicol, siendo esta segunda la más eficaz y confiable.

• En mezclas cuya composición de poliéster supera el 50% se recomienda la termofijación para mejor preservación de la calidad del material.

• La regulación de los flujos de máquina, el control de la relación de baño, así como las gradientes de temperatura también ayudan a evitar los quiebres en las telas.

4. TERMOMIGRACIÓN Y SUBLIMACIÓN

a) Termomigración:

La termomigración es un fenómeno físico químico que se produce cuando los colorantes dispersos que se encuentran ocluidos en el material textil son removidos a la parte superior del material, por efecto de la temperatura o por el uso de productos de bajo tamaño molecular durante el acabado (moléculas más pequeñas que el colorante que se encuentra en la tela).

Un colorante que no se encuentra dentro de la fibra de poliéster se convierte en un problema, por el posterior manchado que puede generar al juntarse con otras telas o prendas en el proceso de lavado doméstico. También se manifiesta durante el estampado o el uso de algunas aplicaciones en la confección de prendas.

¿Cómo podemos evitarla?:

• Para las telas que hayan sido pre-termofijadas, su acabado debe ser a la temperatura más baja posible. Por ejemplo: 130°C – 140°C, el acabado a temperaturas superiores incrementa la productividad, pero perjudica la solidez a la termomigración.

• Con las telas que no tienen termofijado indudablemente hay que acabarlas a temperatura de 170°C – 180°C, haciendo un análisis previo del nivel termomigración.

• No utilizar en las recetas de acabados siliconas de micro emulsión y ácidos grasos, solamente siliconas de macro emulsión. Esta última trabaja en la superficie de la tela y no genera termomigración.

• Hacer una buena selección de colorantes dispersos, considerando que los colorantes de alta energía o moléculas grandes son las que mejor resultan para evitar la termomigración.

b) Sublimación:

Es una característica particular de algunos colorantes dispersos que tienden a pasar del estado sólido al estado gaseoso por efecto de la temperatura; esto sobre un material teñido se traduce en decoloración, generación de manchas, aureolas, degradé y desigualación. Un aspecto de mala calidad en la tela.

¿Cómo podemos evitarla?:

• Adecuada selección de colorantes.

• Control de la temperatura de secado o rameado.