Reseña de los Pioneros Textiles en el Perú

0
929
Placa del Parque Pioneros Textiles -San Isidro - Lima Perú
Placa del Parque Pioneros Textiles

Las primeras señales del nacimiento de la industria peruana se dieron durante el primer gobierno de Castilla; careció de un fundamento estructural debido a que tuvo inicio de una manera ligera y mediana en el comercio de bienes y consumos básicos. En su visión primaria, nuestra industria,  no tenía como horizonte la producción de bienes de capital menos aún de producir otras industrias, cómo es el caso de México, Brasil o los países de Europa. Pese a todo ello y los tropiezos en sus diversas épocas, la historia de la industria en el Perú, resalta hechos consecuentes de lo inmediato y lo oportuno, así como también de situaciones anecdóticas.

Influenciado por las capitales de países vecinos como Buenos Aires  o Sao Paulo; se contrataban gestores europeos que administrasen y llevasen a cabo dichos negocios. Los más astutos, hacendados nacionales y sobrevivientes de las guerras de independencia incursionaron en la industria de la seda con la importación de las máquinas a vapor, cómo es el caso de José de Sarratea.  (1841)

Existían también “inversionistas ángeles” cómo los definimos ahora, capitalistas que apostaban por una razón más allá del comercio inmediato, como es el caso de Pedro Gonzáles Cándamo, que gracias a su destacada influencia también en los negocios de aquella época; importaba maquinaria desde Patterson (New Yersey) para producir miles de yardas de algodón al año. La primera pieza de algodón limeña, envuelta en papel limeño y atada con una cinta de seda limeña fue entregada por la fábrica “Los Tres Amigos” al presidente Castilla (Oct. 1848)  fabrica qué Gonzales Cándamo financió.

Años después de la Guerra del Pacífico y de la inmigración oportuna de empresas europeas, esta influencia de gestiones copiadas de modelos administrativos europeos, marcó  también el urbanismo de la época aristocrática; se iba forjando de a pocos la élite que promoviera una industria más autónoma y nacional;  se formaban a finales del siglo XIX grupos pequeños de inversión.

En 1896 se creó la Sociedad Nacional de Industrias, que tuvo entre sus directivos a Gio Batta Isola, uno de nuestros pioneros textiles.

A partir del año 1911 Don Fermín Tangüis propagó desde Pisco a otros valles como los de la hacienda Zárate;  una semilla resistente al Cotton Wilt, (hongo  que devastaba el algodón); y a esta semilla la denominó   “Especial”, que más tarde se llamara Tangüis, haciendo honor al mérito constante y generosidad del investigador e innovador tecnológico de origen puertoriqueño.  En 1918 este algodón ya se exportaba y su fibra era cotizada con premios en la Bolsa Algodonera de Liverpool – Inglaterra.

Entre tanto Don Emilio Hilbck; luego de un exhaustivo estudio comparativo, resolvió que la variedad PIMA (por el genetista Thomas H. Kearney), era la más conveniente para las condiciones ecológicas de la zona semitropical y desértica de Piura. Es por ello, que en 1922 viaja a Estados Unidos y trae la variedad Pima del Este de Arizona. Luego trabajó arduamente en el mejoramiento continuo de esta variedad.

En el Perú; La ciudad de Lima albergaba el emporio fabril a finales del siglo diecinueve y comienzos del siglo veinte: Santa Catalina (1888), San Jacinto (1897), propiedad Gio Batta Isola y Giacomo Gerbolini quienes trajeron además expertos desde Italia que formaron la primera Escuela de Químicos en el Arte del Tinte. La Victoria (1898), propiedad de la familia Pardo. Con maquinaria muy moderna, en 1929 se fusionó con la fábrica Vitarte y formaron las “Compañías Unidas Vitarte y Victoria SA”. El Progreso (1900), propiedad de los inmigrantes alemanes y pioneros textiles Tomás Schofield y John Bremmer. La Bellota (1900), El Inca (1903), propiedad de “Inca Cotton Mill”. La Unión (1914) El Pacífico (1915), que hacía tejidos de lana y de seda artificial (rayón). Los Andes (1926). La curtiembre Olivari, por su lado, fue un buen ejemplo de la industria del cuero y moda de su época;  entre otras.

Todas ellas que se mantenían a fuerza de sus colaboradores y fuerza productiva incasable que trabaja más de doce horas ; no existían límites de edad laboral, ni beneficios sociales , ni normas técnicas ,  ni mucho menos ambientales. Muchas fábricas han desaparecido en tanto otras permanecen registradas en el tiempo y lejos de ser catalogadas por su valor histórico, son menospreciadas, pues no existe en el Perú, ley que proteja; por decirlo así, el patrimonio histórico de la industrialización que tiene en sus almacenes clausurados miles de piezas, máquinas y registros de producción de indudable valor cultural y tecnológico.

El Comité Textil fue el primero que se creó en la Sociedad Nacional de Industria (SNI), el 28 de setiembre de 1945 y agrupa a las  empresas textiles. La primera sesión del Consejo Directivo fue integrada por Santiago Gerbolini (Fábrica Pacifico) quien además integró la Comisión para la creación del SENATI; modelo de servicio de capacitación  técnica industrial, que tomo como referentes antecesores a  SENAI (en Brasil) y SENA (en Colombia).

Un año después con el fin de promover y estimular el estudio, la investigación y la difusión de los conocimientos y experiencias técnicas relacionadas con las actividades de la industria textil, el 10 de Noviembre 1962, se funda la Asociación Peruana de Técnicos Textiles (APTT). Cuya iniciativa a pesar de muchas dificultades ha trascendido modesta y silenciosamente en la historia moderna de la industria textil de nuestro país, conjuntamente con empresas nacionales y extranjeras dedicadas a la industria química textil y el Comité Textil de SNI, fuimos pioneros en nuestro país de dictar conferencias, charlas y conversatorios técnicos para las plantas de hilatura, tintura y acabados, estas empresas patrocinadoras se registran como nuestros primeros Socios Honorarios: CIBA, SOCOLANA ( BAYER- QUIMICAS UNIDAD), GEIGY, SANDOZ, HOECHST, CITECO, FRANCOLOR, DUPONT QUIMICA PERUANIL, RICHARD O. CUSTER, entre otros; de este modo también tenemos a muchos socios fundadores y asociados cuyos méritos logrados para el desarrollo no sólo de la industria textil , sino para la industria en general  no han sido aún registrados y mencionados históricamente de manera significativa.

El 15 de noviembre de 1996, se develó la placa del Parque Pioneros Textiles, el pequeño parque triangular que está frente a nuestro local institucional. Fue un esfuerzo en conjunto con el Comité Textil SNI, la APTT  y el Municipio de San Isidro, para brindar homenaje a algunos forjadores de la industria textil en nuestro país.

Fuentes:

Historia del Perú y América Latina siglos XIX y XX – Lima Industrial y Obrera – 

Los Pioneros de la Investigación Agraria en el País

Reseña Comité Textil  

SENATI 50 años

Wikipedia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here