TEÑIDO DISPERSO SIN AGUA

0
3567

El crecimiento de la población mundial y los recursos cada vez más escasos nos obligan a innovar constantemente, aquí una muestra de lo que podría convertirse el futuro de la tintura de textiles.

Escribe: Ing. Jorge Vidal

INTRODUCCIÓN

La INNOVACIÓN y CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE son dos términos muy usados en estos últimos tiempos y ambos están muy relacionados. Como sabemos, la innovación es el cambio o modificación de un proceso o procesos para llegar a obtener el mismo resultado o mejorarlo, pero de manera diferente: siempre y cuando agregue valor a lo que venimos haciendo y con responsabilidad social.

La responsabilidad social va dirigida al cuidado del medio ambiente, la salud y el bienestar de los habitantes de nuestro planeta, muy golpeado por la contaminación reinante en nuestros ríos, mares y el aire que respiramos.

Para el tema a tratar incluiremos la contaminación que generamos, no solo en los ámbitos naturales, si no también en la ropa que usamos y qué innovación podemos realizar para cambiar esta situación.

INDUSTRIA TEXTIL

El sector textil es una de las industrias más contaminantes por la gran cantidad de químicos y colorantes que se vierten en los mares y los ríos, debido a la gran cantidad de agua que se utiliza en esta industria.

El 65% de la producción mundial de textiles se realiza en China, India, Bangladesh, Vietnam y Tailandia, según un informe de 2012 de la ONG Institute of Public and Enviromental Affairs (IPE). La industria textil china descarga 2,5 billones de litros de agua, muchas veces contaminada, a sus ríos. Entre estos residuos se encuentran muchos de estos elementos químicos peligrosos como: Tributilestaño (TBT), éter difenilico polibromado (PBDE), Ftalatos, Perfluoro-octano-sulfonico (PFOS) y Anilina, que están prohibidos o estrictamente regulados; ya que son tóxicos, persistentes, bioacumulativos, disruptores hormonales y pueden provocar cáncer.

Alrededor de 200,000 toneladas de estos colorantes se pierden en el agua cada año debido a la ineficiencia de los procesos de teñido y acabado. Se asume que la pérdida de colorantes durante el proceso de teñido es de alrededor del 10% y el 15%, y muchos de estos colorantes escapan los procesos convencionales de tratamiento de agua, persistiendo en el entorno.

La industria textil consume una gran cantidad de agua. En sus operaciones de teñido y acabado se estima que se usan alrededor de 100 – 150 litros de agua para procesar 1kg de material textil, y se tiñen alrededor de 28.000 millones de kg de textiles anualmente.

Solo la industria del poliéster consume 2,5 billones de litros de agua al año, lo que viene a ser 3,7 millones de piscinas olímpicas.

Debido a esta situación, los países están tomando medidas para aplacar de alguna manera esta situación, exigiendo cada vez más en lo que se refiere a tratamientos de aguas y residuos sólidos provenientes de la industria textil.

Captura de pantalla 2016-10-27 a las 11.08.58 a.m. copy

TEÑIDO SIN AGUA

El teñido sin agua es una de las soluciones para reducir de alguna manera las enormes cantidades de contaminación que genera el proceso de teñido. Tanto los fabricantes de máquinas y los científicos en el área textil están trabajando en este problema.

Para procesar un kilo de tela se utilizan aproximadamente 100 lts a 120 lts de agua.

En la actualidad, se han desarrollado dos formas diferentes de teñido sin agua para telas de poliéster y una para algodón, hechas por tres empresas: dos de ellas son de Norte América (AirDye y Color Zen) y la otra, de Holanda (DyeCoo).

Air Dye es un sistema donde el colorante esta adherido a un papel y este es transferido a la tela en base a presión y calor. “La Molécula del colorante disperso se une a la molécula de la fibra, lo que le da un color más duradero”, dice Rita Kant, Assistant Professor del Instituto de Moda y Tecnología de la Universidad de Punyab, en Ia India.

Este proceso es más rápido: consume 95% menos de agua y un 86% menos de energía.

La empresa Color Zen ha desarrollado una forma de tintura donde se cambia la composición molecular de las fibras de algodón que las hace más receptivas al colorante reactivo. Utiliza un 90% menos de agua, un 95% menos de sustancias químicas, un 75% menos de energía y 50% menos de colorantes que los procesos convencionales, según la empresa fabricante.

Actualmente, este proceso no ha dado los resultados que se esperaban, por sus altos costos y dificultades logísticas, debido a que las plantas de procesamiento previo se encuentran en China.

La empresa holandesa DyeCoo ha desarrollado con éxito el proceso de teñido cero consumo de agua y libre de químicos.

Esta tecnología se basa en máquinas cerradas tipo Bean, donde el fluido de dióxido de carbono es utilizado como medio transporte del colorante a la fibra y esto se lleva a cabo elevando la temperatura a 31 grados y a una presión de 74 bares. En ese momento, el CO2 llega a un estado llamado supercrítico, en que tiene propiedades de líquido y de gas, permitiendo disolver los colorantes.

Para el proceso de DyeCoo Textile System, el CO2 se calienta a 120 grados y se presuriza a 250 bares. El CO2 penetra las fibras textiles y dispersa los colorantes sin agentes químicos extras. Debido a la alta eficacia del proceso, se utiliza menos colorante en comparación con el teñido con agua, utilizando un cien por ciento de colorante puro, y con 98% de captación del colorante. El proceso es extremadamente eficiente.

Terminado el proceso de teñido, el CO2 es recuperado en un 95% para ser reutilizado en las otras tinturas. Todo el proceso es un sistema cerrado automatizado y es operado a través de una interfaz de usuario personalizada.

El sistema operativo del DyeCoo incluye una función de grabación y monitoreo de precisión que proporciona valiosas condiciones de proceso utilizadas para el control y la optimización.

Después del proceso de teñido, la tela sale seca y lista para su acabado, dando como resultado colores profundos y brillantes con excelentes características de calidad.

Actualmente existen tres plantas en el mundo: una en Tailandia y las otras en Taiwán.

Las marcas que han adoptado este sistema de teñido son NIKE y ADIDAS.

Captura de pantalla 2016-10-27 a las 11.09.29 a.m. copy

Captura de pantalla 2016-10-27 a las 11.09.42 a.m. copy

Planta completa con vista de tanque de CO2

875013970519711150

Captura de pantalla 2016-10-27 a las 11.09.59 a.m. copy

Diagrama de proceso

Captura de pantalla 2016-10-27 a las 11.10.08 a.m. copy

Tiempo de proceso (teñido poliéster)

Captura de pantalla 2016-10-27 a las 11.10.16 a.m. copy

Vaso de Laboratorio

Captura de pantalla 2016-10-27 a las 11.10.25 a.m. copy

Descarga de tela teñida

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

 

ASPECTOS POSITIVOS DE UNA MAQUINARIA DyeOX

  • Reduce los costos de energía en 39%.
  • Reduce los costos de colorantes y químicos en 50%.
  • Reduce los tiempos de proceso en 40%.
  • Reduce el costo de tratamiento de agua.
  • No hay consumo de agua.
  • La penetración profunda del gas asegura una fuerte fijación del colorante.
  • Los residuos de tinte son mínimos y pueden ser extraídos y reciclados.

ASPECTOS NEGATIVOS DE UNA MAQUINARIA DyeOX

  • No es una tecnología al alcance de cualquiera, una maquina de teñido está entre 2,5 a 4 millones de dólares.
  • Por ahora, DyeCoo es únicamente capaz de teñir poliéster preparado (limpio de impurezas). Aún no se ha desarrollado para el teñido de otros tejidos.
  • Actualmente, los módulos para teñido son para 4 tn/día de teñido en batches de 20 a 200 kg.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here