“Las cualidades que deberían tener todos los profesionales son la resiliencia y la adaptabilidad”

0
502

Escribe: Yuriko Aquino

La ingeniera textil Susana Zárate asumió, a inicios de este año, la gerencia general de Textil El Amazonas. En esta entrevista nos habla sobre sus inicios en la empresa, los retos a los que los profesionales de hoy en día se enfrentan y la importancia de la adaptabilidad en el mercado.

Susana Zárate es egresada de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y estudió su Maestría en Gestión de Empresas con mención en Transformación e Innovación en la Universidad del Pacífico. A inicios de este año, asumió el reto de convertirse en gerente general de Textil El Amazonas, empresa en la que lleva 6 años laborando con resultados sobresalientes y liderando proyectos de sostenibilidad. Desde muy pequeña sabía que escogería una carrera ligada a los números y las ciencias, sin embargo, cuando postuló tenía muchas opciones en mente. Finalmente decidió estudiar ingeniería textil y fue conociendo en el camino todas las oportunidades de crecimiento que esta carrera le brindaba. Se dio cuenta de que a través de su trabajo y de las decisiones que tomaba podía impactar positivamente en su comunidad y el medio ambiente. Fue ahí que encontró su verdadero propósito como profesional.

¿Cómo empezaste a trabajar en Textil El Amazonas?

Yo cursaba mi sexto ciclo y tenía claro que quería salir de la universidad lo más pronto posible para poner en práctica mis conocimientos. Tenía muchas ganas de trabajar, de conocer la industria y de aplicar, en la mayor cantidad de áreas posibles, todo lo que me enseñaban, ya sea en temas de calidad, ventas, producción o almacén. Así me daría cuenta con cuál me sentía más identificada. Empecé a buscar mis prácticas cuando inició el sétimo ciclo y me acuerdo que la convocatoria no era tan abierta… Lo supe por la ingeniera Carmen Uribe, quien en ese tiempo tenía un contacto en Textil El Amazonas, así que apliqué y quedé seleccionada. Fue algo muy casual.

¿Qué te motivó a continuar en esta empresa?

Me dieron la oportunidad de poder conocer el trabajo directo de diferentes áreas y, cuando terminaron mis prácticas, asumí el puesto de asistente de jefatura de producción, donde también pude aprender muchas cosas. Mi día a día no era algo operativo; al contrario, siempre había un tema nuevo que ver, y eso me emocionaba porque me gusta aprender y solucionar problemas.

¿Qué experiencias de tu formación profesional o académica te han ayudado a llegar a esta posición?

A través de los años, siempre me han encargado proyectos A través de los años, siempre me han encargado proyectos nuevos y me han dado el espacio para poder crear cosas y cambiar los procesos, lo que conlleva también a trabajar mucho con las personas, que es algo que a mí me encanta. Cuando empecé a laborar ya como contratada en Textil El Amazonas, me empecé a enfocar en Gestión de Cambio e Innovación en temas de sostenibilidad en la producción. Habían muchos proyectos interesantes que generan valor a la cadena, el producto y a la empresa. Ser ingeniera me ha ayudado mucho porque me brinda el criterio para poder tomar decisiones en base a números. Además de eso, he tenido formación en sostenibilidad viendo proyectos de economía circular, ecodiseño, análisis, ciclo de vida, temas de circularidad, entre otros. Luego estudié una Maestría en Gestión que se enfoca también en transformación e innovación. En esta maestría he podido llevar cursos de liderazgo, en los cuales he reforzado mis habilidades blandas y duras (gestión, contabilidad, finanzas, ventas y operaciones). Todo esto me ha permitido abrir mi campo de acción y mis horizontes. Ahora veo las áreas de forma macro, analizo los temas financieramente y ya no me enfoco solo en una sección de producción, sino en toda la empresa. 

¿Qué preparación consideras que debe tener una persona para llegar a una posición como la tuya?

Una formación en gestión es sumamente importante, me parece básico para poder guiar y liderar una empresa. Lo que también creo que es sumamente oportuno son los temas de actualidad como las metodologías ágiles, el marketing digital, la transformación digital, la sostenibilidad y el desarrollo sostenible. Todos estos tópicos son importantes para la empresa de hoy en día. Ya no solamente basta guiar a los equipos para cumplir con las metas financieras y corporativas, sino que también es crucial tener objetivos estratégicos basados en lo social y medio ambiental, lo que termina generando una compañía sostenible a lo largo de muchos años. Eso, a su vez, implica visión y estrategia, lo cual hace que siempre estemos actualizados porque la manera de hacer empresa va cambiando. Eso es lo interesante y lo bonito de poder guiar una empresa tradicional hacia formas mucho más innovadoras y responsables.

¿Cuáles son los proyectos actuales en los que trabajas?

Actualmente, estamos muy enfocados en el camino hacia la sostenibilidad. Acabamos de certificarnos como una compañía responsable con el recurso hídrico, que es el certificado azul de la Autoridad Nacional del Agua (ANA). Además, nos acaban de dar nuestro sello limpio del Ministerio del Ambiente y estamos aplicando a ser una empresa del Sistema B, que es una comunidad de empresas que trabajan en pro del cambio climático y la sostenibilidad a nivel mundial. Ese es nuestro proyecto más importante del año. 

¿Cuáles son los principales retos que enfrentas?

La inestabilidad política, definitivamente. Además, la contracción de ventas o por el tema de inventarios a nivel mundial. La recesión de Estados Unidos impacta directamente a nuestra línea industrial, ya que es nuestro principal mercado. Así que todo esto se junta y hace que la gestión de la empresa sea un poco más tediosa. El rubro textil es cíclico, tiene puntos muy altos, como los que tuvimos en el 2021 y, de repente, de un mes a otro, baja completamente. Tenemos que movernos rápido para poder reaccionar ante cualquier variación de la demanda.

¿Cómo consideras que cambiarán los requisitos para tu actual posición en los siguientes diez años?

Considero que las gestiones serán cada vez más ágiles, es decir, los requisitos no solo para una gerencia, sino para cualquier jefatura, ya no se basan solamente en resultados numéricos, sino en cómo llegas a tu equipo, cómo incentivas a tu personal, cómo conectas con los clientes y que te preocupes en incentivar más las relaciones personales que las numéricas. En unos diez años todo va a ser mucho más cambiante que ahora, y más rápido por la tecnología y las redes sociales. Las cualidades que deberían tener todos los profesionales son la resiliencia y la adaptabilidad. Los cambios en el mercado, los cambios en los patrones de consumo, la forma o los canales por donde se generan las ventas cambian cada día, y hacen necesario que un equipo esté comprometido, motivado, que sea resiliente y que tenga toda la actitud de poder actualizar sus conocimientos. Seguramente con el desarrollo tecnológico, como la inteligencia artificial, en unos diez años vamos a ser mucho más analíticos y más visionarios para que nuestro rubro o nuestras actividades puedan seguir teniendo valor.

Si pudieras retroceder en el tiempo, ¿qué harías diferente?

Es una pregunta que a veces me hago, y creo que nada, porque mucho de lo que ahora tengo no pensé que llegaría tan rápido. Me siento muy feliz y honrada de que se haya dado de esta manera porque no siento que yo haya terminado algo; al contrario, siento que estoy empezando algo muy grande de mi carrera profesional. Detrás de eso ha habido mucho esfuerzo, compromiso, pasión y propósito. Eso se ha visto reflejado en la confianza que ha tenido el directorio para colocarme como guía de Textil El Amazonas. Las cosas buenas y malas me han ayudado a aprender.