Pronóstico de emociones y tendencias

0
419

Autora: Ayellein Alayo / Investigadora de tendencias y speaker 

A medida que nos terminamos de adentrar y adaptar en esta nueva era, empezamos a identificar diversos cambios y necesidades que el consumidor aborda y se convierten en oportunidades de innovación para nuestros negocios. 

Muchas reglas cambiaron con respecto a los negocios y las propuestas de colección. Se pronosticaron cambios radicales; sin embargo, ¿cuánto de esto está sucediendo o va a suceder realmente?

Si algo hemos aprendido es que no debemos dar nada por sentado, y adelantarnos a los cambios de tendencia será la diferencia en el éxito de una marca u otra.

Identificamos las cuatro principales influencias que están moviendo al consumidor.

El bienestar, la creatividad, el medioambiente y la tecnología

El Bienestar

La cultura del “cuidado personal” tanto físico como emocional cobra mayor relevancia en usuarios que incluso empiezan a priorizarlo antes que el trabajo. Esto resulta una gran oportunidad de desarrollo de productos y servicios que brinden un soporte y una educación con respecto a cómo lograrlo. 

Una gran estrategia para emplear es el co-branding, con marcas que te permitan un mayor crecimiento o introducirte en esta influencia.La creatividad

Conforme adoptamos nuevos hábitos de consumo, las marcas afrontan el reto de satisfacer una necesidad que abarca propuestas de productos desarrollados enfocados en el diseño democratizado, en donde los consumidores dicen no a lo “convencional” y buscan productos que apuesten por lo personalizado e inclusivo.

El medioambiente

Entender que la construcción de prácticas y hábitos que nos conduzcan a generar productos sostenibles es el conjunto de acciones de todas las partes involucradas en la cadena. Es por ello que se proyecta un crecimiento en el pensamiento de consumo responsable, que acompaña la elaboración de productos diseñados para maximizar el valor y la longevidad de estos.

La tecnología

La nueva estética “figital” en la que nos movemos actualmente se convierte en una oportunidad para que las marcas añadan un ‘servicio exhaustivo’ a su oferta y puedan generar más puntos de interacción con los clientes, en donde los recursos digitales son nuestros principales aliados.