Integrando la Sostenibilidad a la Estrategia

0
468

Autora: Marianna Sousa, Gerente Estratégica Corporativa y Sostenibilidad WTS

¿Qué es sostenibilidad?

Por increíble que parezca, venimos hablando de sostenibilidad desde hace muchos años. El 20 de marzo de 1987 la Dra. Gro Harlem Brundtland desarrolló el concepto de sostenibilidad en su informe “Nuestro Futuro Común”. El Informe Brundtland definía el desarrollo sostenible como: “aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias”.

Sostenibilidad Corporativa

En 1994, John Elkington introdujo el concepto de “Triple Cuenta de Resultados o Triple Impacto“, dando lugar a la Sostenibilidad Corporativa. El concepto sugiere que una organización con buen desempeño, tendría como propósito la maximización de su beneficio económico al mismo tiempo que demuestra responsabilidad ambiental eliminando o minimizando sus externalidades negativas, haciendo énfasis en la responsabilidad social de la organización ante todos sus grupos de interés, y no sólo ante los accionistas.

IMPULSORES DE LA SOSTENIBILIDAD

Existen muchas razones para incorporar un enfoque de sostenibilidad dentro de El Marco Estratégico Corporativo, sin embargo podemos enfocarnos en 3 principales factores que son transversales a todas las industrias y que están cambiando nuestra forma de enfrentar los desafíos modernos.

La sostenibilidad se ha convertido en un elemento clave en la industria textil. Los consumidores son cada vez más conscientes de la importancia de los valores sostenibles y esperan que las empresas actúen de manera responsable. Para que una empresa del sector textil pueda destacar y prosperar en este entorno, es esencial no solo adoptar prácticas sostenibles, sino también integrar la sostenibilidad en su estrategia corporativa de manera efectiva. Para ello, se requiere un enfoque estratégico holístico que abarque tanto la operación interna de la empresa como su impacto en la comunidad.

Marco Estratégico Corporativo

Uno de los desafíos cruciales es determinar el alcance de las acciones de sostenibilidad. La empresa deberá definir si centrará su estrategia únicamente en su operación interna o extenderá sus esfuerzos hacia la comunidad. Esta decisión es esencial para establecer metas claras y medir el progreso sobre el control de impactos en las distintas iniciativas de sostenibilidad. Ambos enfoques tienen ventajas y desafíos únicos, y la elección dependerá en gran medida de la cultura corporativa y la misión de la empresa.

Fig 1: Cadena de suministro textil
Fig 2: Definición del marco estratégico y alcance

Alcance: Empresa / Cadena de Suministros / Comunidad

Medición del progreso

La medición del progreso en la integración de la sostenibilidad en la estrategia corporativa es esencial para evaluar el impacto de las iniciativas y garantizar que la empresa esté avanzando hacia sus objetivos de manera efectiva y coherente con sus valores sostenibles. Aquí hay algunas consideraciones clave sobre cómo medir el progreso en este contexto:

Establecimiento de KPIs (Indicadores Clave de Desempeño):

Los KPIs deben ser cuantificables, medibles y alineados con la estrategia corporativa. Algunos ejemplos de KPIs pueden incluir la reducción de emisiones de carbono, la eficiencia en el uso de recursos naturales, el aumento de la participación de mercado de productos sostenibles, o la mejora en la satisfacción del cliente en relación con la sostenibilidad.

Relación y Retroalimentación de los Stakeholders:

Obtener la retroalimentación de los grupos de interés, como clientes, empleados y comunidades locales, es esencial para medir el impacto en la percepción de la empresa.

Comparación y Benchmarking:

Para evaluar el progreso de manera efectiva, es útil comparar los resultados con estándares de la industria o con otras empresas líderes en sostenibilidad.El benchmarking permite identificar áreas en las que la empresa puede mejorar y establecer metas ambiciosas.

Adaptación y Actualización:

La medición del progreso debe ser un proceso dinámico. A medida que la empresa evoluciona y se enfrenta a nuevos desafíos, es importante adaptar y actualizar los indicadores y métricas para reflejar los cambios en la estrategia y en el entorno empresarial.

La medición del progreso en la integración de la sostenibilidad en la estrategia corporativa es esencial para garantizar que la empresa esté cumpliendo sus objetivos y actuando de manera coherente con sus valores sostenibles. Los KPIs, el seguimiento regular y la retroalimentación de los grupos de interés son herramientas clave en este proceso, ayudando a la empresa a evaluar su impacto y tomar decisiones informadas para avanzar hacia un futuro más sostenible.

Contribución con los objetivos por el desarrollo sostenible

La adopción de los ODS en el plan estratégico nos permite mejorar nuestra relación con las partes interesadas, reducir riesgos y costos, generar nuevas oportunidades de negocio al obtener ventajas competitivas.