TENDENCIAS: LA INDUSTRIA EN EL PERÚ

0
408

Escribe: Oscar Chunga

Entender la industria de la moda como el perfecto balance entre el pensamiento convergente y divergente del ser humano es una idea complicada y reveladora para las empresas peruanas. Mientras uno utiliza la lógica y busca respuestas entre las soluciones que ya conoce para desarrollar un proyecto o resolver un problema, el otro se basa en la creatividad y explora diferentes caminos para llegar a un objetivo. En la actualidad, podemos observar que mucho influye la formación y de donde provenga la persona que ingresa a trabajar a esta feroz industria. Actualmente, es necesario manejar ambos para poder alcanzar el éxito en nuestras empresas.

Las empresas peruanas tienen que entender que no basta basarse en las estadísticas y resultados previos para dirigir un negocio o tomar el camino opuesto y ser muy creativos si es que no llegamos a materializar nuestras ideas.

Hasta cierto momento, el Perú se acostumbró a vender materia prima para ser manufacturada en el exterior y que al final retorne a las manos del consumidor local con una etiqueta de marca extranjera. Sin embargo, hoy las cosas están cambiando, muchas empresas se animan a desarrollar una marca, crear productos diferenciados y el pensamiento de diversas entidades es impulsar a las empresas peruanas para desarrollar productos competitivos en precio, calidad y diseño.

Como industria tenemos un gran camino por recorrer, pero tenemos las herramientas necesarias para lograr el éxito. Entonces la pregunta que ahora nos debemos hacer es ¿qué hacer?

El primer paso es algo que les compete a las personas que están a la cabeza de nuestro país y es proteger nuestra industria local, no solo continuar con el desarrollo de programas de capacitación como se está haciendo desde hace unos años, sino también tomar medidas que ayuden a las empresas peruanas a desarrollarse. Tengo conocimiento de muchos programas que se están llevando a cabo para el bien de estas empresas. Sin embargo, aún quedan muchos cabos sueltos dentro de la industria como proteger la calidad de fibras bandera que tenemos, alpaca y algodón, ya que la primera es la que más sufre con vacunas que no son las apropiadas para su cuidado y desarrollo, lo que pone en riesgo una de nuestras mejores fibras y puede hacer que en pocos años quizás ya no nos podamos jactar de la calidad con la que contamos. Asimismo, es importante crear medidas proteccionistas y de crecimiento para el rubro textil, donde las empresas puedan expandirse sin tanto riesgo, y descentralizar la industria y tomar en cuenta a las empresas de diferentes lugares de nuestro país. Como diseñador peruano tengo la seguridad de que lo podremos lograr si es que trabajamos en ello.

Así como pedimos mejoras es nuestro deber como empresas construir una identidad como país y crear marcas de exportación. El Perú es un país diverso, con una riqueza cultural enorme, pero que no sabemos transmitir. Tenemos que comenzar a ver al Perú de una forma diferente, sintetizar y crear nuevos conceptos a partir de nuestra identidad; parte del éxito de la industria gastronómica peruana se debe a ello. Debemos involucrarnos con nuestro entorno, ya que esa es una forma y tal vez la única manera de destacarnos ante un mercado extranjero. Esto nos va a llevar a crear marcas basadas en la calidad y no solo en el precio. Es vital comprender que la calidad no solo refiere a un producto bien acabado, sino que abarca todo lo que pueda formar parte de nuestra empresa. Sí, el precio es importante, pero logrando una calidad total, nuestra empresa puede llegar a ser mucho más competitiva en cualquier mercado.

Tal vez celebrar alianzas entre socios estratégicos es lo que más nos cuesta como peruanos; la formación de grupos con intereses y objetivos comunes es necesario para crecer en la industria. A una marca aislada, se le hace mucho más difícil alcanzar sus objetivos como empresa si es que no tiene el soporte de otros miembros de la industria y no crea estrategias en conjunto para poder desarrollarse. En un mundo lleno de influencers, los mayores exponentes del rubro están en el deber de trabajar en conjunto para alcanzar sus metas, ya que al tener el respaldo de entidades y la constante atención de los medios deberían usar su influencia para un bien común. Una vez más ponemos de ejemplo a la gastronomía, exponentes de la talla de Virgilio Martínez, Gastón Acurio y Mitsuharu Tsumura aun cuando son competencia, no se ven como tal: se apoyan entre sí para lograr sus objetivos.

El sector textil mantiene un crecimiento gradual que, con el paso del tiempo, va en aumento gracias a las medidas que se están tomando. Se pronostica que hacia el 2019 esta tendencia se mantendrá. Sin embargo, es momento de que todos los involucrados tomemos cartas en el asunto, encontremos el equilibrio entre la creatividad y una eficiencia logística, pero aún más importante es que trabajemos de la mano para poder hablar de Perú como una real potencia textil.