Importancia y cuidados del peine en un telar de tejido plano

0
38

Autor: Ing. Darío Paredes Vásquez
darioparvas4@gmail.com

Cuando nos enseñan los conceptos básicos de las máquinas de tejido plano, nos explican que tienen tres movimientos principales: inserción, formación de calada y remate del tejido o batanado. Entonces, hablar de la importancia del peine en un telar de tejido plano es hablar —de alguna forma— de un accesorio que forma parte de un movimiento principal en la construcción del tejido; y por ello es necesario conocerlo junto a los cuidados que se debe tener durante su almacenamiento y uso.

Podemos identificar dos funciones importantes que cumple el peine en un telar

1. Determina el número de hilos de urdimbre del tejido. Según el sistema de trabajo de cada empresa, de acuerdo al número de dientes por centímetro o por pulgada y al número de hilos remetidos por cada diente, se estará determinando el número de hilos de urdimbre o la densidad de urdimbre del tejido.

Por ejemplo:

Si se trabaja con un peine de 21 dientes por centímetro y con 2 hilos remetidos por cada diente, se tiene 21 x 2 = 42 hilos por centímetro.*

De otra forma, si se tiene un peine de 12 dientes por centímetro y con 4 hilos remetidos por cada diente, se tiene 12 x 4 = 48 hilos por centímetro.*

Entonces, podemos entender que de la relación del número de dientes por centímetros del peine con el número de hilos remetidos por cada diente, se determinará la cantidad de hilos de urdimbre por centímetro o pulgada. Es importante mencionar que el ligamento del tejido y el título del hilo de urdimbre también influyen en la densidad de urdimbre.

* Este valor calculado corresponde al ancho del tejido en el peine. Por los procesos de encogimiento que tiene cada tejido o artículo, puede variar al medir el ancho de tela cruda o de tela acabada,.

2. Remata contra el tejido la trama que fue insertada dentro de la calada. Si bien es cierto el movimiento mecánico es realizado por los excéntricos del batán, al estar montado el perfil que sujeta el peine sobre los soportes del batán, es directamente el peine el que se encarga de empujar o llevar la trama insertada contra el tejido.

Por la importancia mencionada, explicaremos desde nuestra experiencia algunas características específicas y cuidados del peine, que influyen directamente sobre la calidad y la eficiencia del tejido.

PEINE CON DIENTES PLANOS

Son los más comunes, utilizados en telares con inserción de proyectil y con inserción de pinza. Puede diferenciarse uno de otro según el tipo o modelo de máquina.

Algunas características específicas importantes son:

— Altura de la base del soporte; la que va fijada en el listón o soporte de peine y dependerá de las características del tipo o modelo de máquina.

— Altura de los dientes del peine; importante ya que será una restricción en los ajustes de abertura y altura de la calada requeridos para el artículo a trabajar.

— Altura de la parte superior del peine; básicamente ayuda a una mejor estabilidad de los dientes del peine, principalmente al trabajar dientes finos o a altas velocidades.

— Número de dientes por centímetro o por pulgada; determinado por las características del tejido o lo establecido en la ficha técnica.

— Número total de dientes y ancho útil; determinado por el ancho crudo del tejido, incluyendo el fondo del tejido, orillos y espacio para gasa de vuelta, y orillo del desperdicio** si fuera necesario.

— Espacio de aire; determinado por el espesor de los dientes y el número de dientes por centímetro o pulgada. Importante en algunos artículos para corregir o mejorar el aspecto rayado del tejido; también lo es para una buena formación de la calada, relacionada con la facilidad con que los hilos de urdimbre pueden moverse durante los movimientos de calada.

— Material de los dientes del peine; si bien son materiales tratados quirúrgicamente, es importante precisarlo para una mejor durabilidad de los peines cuando se trabajen tejidos con materiales abrasivos.

— Mantener un solo uso de la parte frontal; si bien es cierto en un peine con dientes planos ambas caras son similares, al utilizar uno de los lados siempre (como la parte frontal) en lugar de alternar cada lado en cada uso, evitará que se destemplen los dientes del peine, principalmente cuando se usan en tejidos pesados o con alta contracción en los orillos.

** En algunos casos se puede utilizar un «suple» o pedazo de peine de igual o similar característica al peine de fondo para el remetido y trabajo de los orillos o falso orillo o desperdicio.

PEINE CON DIENTES PERFILADOS

Son los peines utilizados en telares con inserción de aire. Se distinguen porque tienen un canal a través del cual es llevada la trama durante la inserción.

Adicional a las características mencionadas anteriormente para los peines con dientes planos, se pueden agregar las siguientes:

— Dependiendo del número de canales de inserción con los que se trabaja, la entrada del peine puede ser cónica o recta. Por ejemplo, para un telar con dos canales de inserción, la entrada del peine (inicio de la inserción) es recta; para más de dos canales de inserción, la entrada es cónica. Esto es para permitir el posicionamiento adecuado de la trama al momento del disparo o inicio de la inserción.

— Dependiendo del artículo o material a tejer, es importante que el peine tenga un determinado flujo de aire (airflow) constante en todo el ancho del peine, para una correcta inserción de trama.

— Según el tipo de detector de trama que se utiliza, se puede trabajar con peine de ancho continuo o con peine de ancho fijo. Por ejemplo, si se trabaja con detectores de trama delante del peine, se puede utilizar un mismo peine de 20 dientes por centímetros, de 205 centímetros de ancho, para trabajar un ancho crudo de tela de 160 cm, 170 cm, 180 cm o 190 cm.  Sin embargo, si se trabaja con detectores de trama al lado del peine, se deberá tener un ancho fijo de peine según el ancho de tela.

Al trabajar con peines de ancho continuo, se tiene mayor flexibilidad en el uso de peines y se requiere menor stock de peines cuando se trabaja diferentes anchos de tela cruda. Por otro lado, puede observarse daño en la zona del orillo derecho cuando se utiliza el mismo peine en diferentes anchos de tela, principalmente si son artículos pesados o con mucha contracción.

Existen otros tipos de peines especiales, utilizados en tejidos técnicos, tejidos de riso o tejidos con altas densidades. Por ejemplo, peines dobles o peines graduados que se utilizan para separar hilos de diferentes títulos, diferente color, diferente ligamento o diferentes tensiones de urdimbre para lograr efectos especiales. Las funciones, fallas y cuidados explicados también aplicarían para estos peines especiales.

Fallas de tejido o problemas de eficiencia por defecto de peines

— Líneas verticales abiertas o cerradas, continuas o intermitentes; es quizás la principal falla de tejido, causada por dientes de peine abiertos o dientes destemplados. Hay que diferenciar este defecto de las líneas verticales por un mal pase de hilo en peine, ya que un mal pase es un problema operativo y no un defecto de peine.

— Aspecto rayado del tejido; si bien hay una relación directa de este defecto con la construcción del tejido (es decir, con el ligamento, remetido de hilos en peine o títulos de hilo y material, y con los ajustes de calada), es importante trabajar con un adecuado espesor de diente y espacio de aire en los dientes del peine, para obtener una buena cobertura del tejido.

— Peine con dientes gastados, con rebabas u oxidados; producen roturas de hilo de urdimbre o despulsamiento de fibras y formación de motas.

— En telares de inserción de aire se pueden producir paros de trama durante la inserción por problemas de flujo de aire irregular (airflow), por la construcción del peine o por suciedad.

Cuidados que se debe tener con los peines

— Limpiar adecuadamente los dientes del peine, y almacenar en posición horizontal y en un ambiente seco; de preferencia, cada peine en una caja.

— Identificar cada peine según sus características para llevar un historial de trabajo, de observaciones o defectos y de reparaciones.

— Marcar la cara frontal de los peines con dientes planos para trabajar siempre con esta cara hacia el remate del tejido, para evitar que se destemplen los dientes.

— Controlar el correcto funcionamiento de la remetedora automática o del remetido manual, para evitar el daño de los dientes del peine durante el remetido.

— Evitar golpear el peine durante el montaje de la pasadura.

— Si se amarran las puntas de urdimbre luego del remetido, hacerlo con cintas o mechas de hilo delgadas y jalar las puntas hasta enderezar los hilos, para evitar abrir los dientes del peine al dar tensión de urdimbre.

— Al fijar el peine en el soporte del batán, empezar siempre a ajustar desde el centro hacia los extremos y, usando una llave dinamométrica, seguir los valores de fuerza de apriete especificados por el fabricante de telares.

— Usar el gancho de remetido con el espesor adecuado durante el enhebrado de hilos de urdimbre luego de una rotura en el proceso de tejido. Insertar el gancho al centro del diente y no tan cerca de la parte superior del perfil del peine. Esta zona es menos flexible y podría originar que se destemple el diente. De preferencia, realizar el enhebrado manualmente ayudado de los hilos remetidos en el mismo diente.