¿Por qué el Denim nunca dejará de ser tendencia?

0
625

Escribe: Ayellein Alayo
Investigadora de tendencias y speaker

A inicios de nuestra primera cuarentena, en marzo del 2020, muchos nos cuestionamos que sucedería con la industria de la moda. Más aún, nos angustiamos pensando: ¿el Denim podrá seguir vigente en las colecciones?

Todo apuntaba a que el consumidor se sentía cada vez más a gusto con la idea de portar prendas muy holgadas y cómodas, una  tendencia que conocimos como “comfy”, proveniente de la palabra “comfort”. Pero, entonces, ¿este era el fin del Denim como tejido de prendas de moda? 

Si algo caracteriza a este textil es que desde hace unos 100 años ha ido adaptándose a las tendencias de estilo, consumo y cultura de cada década. Entonces, ¿por qué esta situación sería diferente para el Denim? En definitiva, no lo es. Aquí te muestro 5 tendencias que serán la clave del desarrollo del Denim en el 2021. 

La sostenibilidad

Si algo ha hecho la pandemia con ciertas macro tendencias es actuar como un acelerador de pensamiento. La sostenibilidad no es nada nuevo: venimos escuchando sobre ella y aplicándola durante los últimos años. Sin embargo, hoy tanto las industrias como los consumidores somos más conscientes del uso de los recursos naturales  y el impacto que generamos en el ambiente con nuestros hábitos.

En ese sentido, el Denim viene contribuyendo a la sostenibilidad en muchos aspectos: en el desarrollo de tejidos con alternativas sostenibles que estén certificadas; en procesos que generen un menor uso de agua y químicos; en el uso de fibras y materiales sostenibles y ecológicos y, sobre todo, en la educación del consumidor final a través del marketing, para que pueda entender la importancia y el valor que tienen las prendas trabajadas con tejidos sostenibles.

La innovación

Es en este punto es donde más se demuestra la importancia de conocer al consumidor y sus necesidades para generar productos que puedan satisfacerlos. Desde utilizar fibras que generen una sensación de bienestar en la piel de los consumidores, como ocurre con el uso de TENCEL ™ en los tejidos de Denim —que aporta una sensación de frescura y suavidad en la piel— como también el empleo de fibras con stretch, que permiten movimiento con total libertad y comodidad todo el día sin que la prenda pierda su forma original.

En este último punto, la tecnología de LYCRA® dualFX® y la línea 3FLEXNM® nos permiten brindarles a nuestros consumidores la garantía de una prenda que no perderá su forma con el uso. Esto es crucial para las nuevas prácticas al aire libre que siguen en crecimiento, como el uso de bicicletas como actividad recreativa o medio de transporte.

Asimismo, las compras online hoy representan uno de los principales canales de venta y las prendas con buena elongación permiten que la talla sea más certera para el consumidor. Este factor, a su vez, genera una mayor probabilidad de concretar la compra.

Básico utilitario

La búsqueda por piezas básicas y atemporales se ha visto reflejada en todas las categorías de moda. Con el Denim vemos como las piezas clásicas como skinny y jacket se complementan con detalles de utilitarismo y funcionalidad. Por ejemplo, el uso de elásticos claves en la cintura o bota pie permiten generar una mayor comodidad al consumidor y, al mismo tiempo, las piezas se tornan combinables con el resto del guardarropa.

Upcycling

Durante el primer periodo de confinamiento muchos usuarios se volcaron a sus redes sociales a compartir como intervenían sus piezas de Denim caseramente, un proceso conocido como upcycling o reciclaje. Al mismo tiempo marcas grandes apostaban por utilizar sus canales digitales para acompañar y enseñar a sus usuarios diversas técnicas.

Todo esto, más la concientización sobre sostenibilidad, detonó en esta tendencia que hoy se ve presente en diversas pasarelas y marcas de Denim: desde la intervención de diversas piezas solo de este material hasta la combinación con otros tejidos.

Wash

Siempre he pensado en el Denim como “un lienzo azul” y esto queda demostrado cuando en lavandería volcamos toda nuestra imaginación y creatividad para la temporada 2021: el Denim no podía dejar de sorprendernos con sus infinitas posibilidades. Apueste por trabajar en pequeñas cantidades o con colecciones cápsula de prendas con procesos de mucho blanqueado, pigmentos, encuerados e incluso contaminados. Este será el acento dentro de las colecciones de Denim.